La rebelde Guta Oriental se prepara para la derrota

Las tropas leales a Al Asad arrinconan a los rebeldes en Duma, tras partir el enclave en tres zonas


Redacción / la voz

Guta Oriental correrá la misma suerte de Alepo en los estertores de una guerra que cumple siete años. Después de tres semanas de implacables bombardeos de la aviación siria y rusa que abrieron el camino a una ofensiva terrestre, las fuerzas fieles a Bachar al Asad han dividido la región de Guta Oriental en tres y aislado Duma, la ciudad más grande del enclave opositor situado en la periferia rural de Damasco.

Preludio de que la derrota no está lejos son las primeras evacuaciones de combatientes yihadistas vinculados a Al Qaida, que de madrugada tomaron camino en un autobús hacia la vecina región de Idlib, donde han terminado otros rebeldes de ciudades sitiadas como Homs o Alepo. El saldo en vidas civiles de la batalla de Guta superó ayer el millar, de ellos más de 215 niños. Los heridos ascienden a 4.000.

Las facciones islamistas Jaish al Islam y Faylaq al Rahman controlan la mayoría de las áreas de la región de Guta. Cualquier fin del cerco implicará una evacuación, al menos parcial, de los combatientes rebeldes y tal vez de los civiles, como así ha sido en acuerdos de rendición pasados ??entre el régimen y los rebeldes.

La estrategia de Damasco ha sido dividir el enclave en secciones aisladas y así cortar el apoyo de las dos facciones opositoras más poderosas y sus redes de suministro. Ayer «aislaron Duma del resto de Guta Oriental, tras haber tomado el control de la carretera que la une a Harasta en el oeste y la ciudad de Mesraba en el sur», informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH). El avance deja el enclave dividido en tres: Duma y las zonas aledañas en el norte, Harasta al oeste y el resto del territorio en el sur.

Las grupos armados rebeldes intentaron en vano una contraofensiva, antes de retroceder ayer bajo la lluvia de bombas del régimen y su avance por tierra. Mientras, Duma estaba siendo bombardeada por aire y tierra. «Las tropas leales avanzan desde varios frente» dijo a la agencia AFP Rami Abdel Rahman, director del OSDH. «Los aviones sirios y rusos han largado barriles con explosivos sobre Duma» y siguen sus bombardeos contra otras localidades, agregó.

Las fuerzas prorrégimen controlan ya más de la mitad del enclave sitiado de 100 kilómetros cuadrados y unos 400.000 habitantes, gracias al apoyo decidido de Rusia. La entrada de Vladimir Putin en la guerra siria, en septiembre del 2015 inclinó decididamente la victoria hacia el lado de Al Asad.

Afrin, amenazada

En el frente de la guerra en el enclave kurdo de Afrin, las fuerzas turcas y sus aliados rebeldes sirios se encontraban ayer a las puertas de la capital homónima. Apenas les separa 4 kilómetros, después de mes y medio de la operación Rama de Olivo contra las milicias kurdas YPG. Las fuerzas turcas dominan casi el 38 % del total de los pueblos de Afrin, entre ellos cinco localidades importantes: Yindiris, Rayu, Al Sheij Hadid, Sharran y Bolbola. Esta ofensiva turca ha costado la vida a más de 200 civiles, según el OSDH, lo que Turquía niega rotundamente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La rebelde Guta Oriental se prepara para la derrota