Matteo Renzi dimite tras la debacle electoral de los socialdemócratas en Italia

Pese a ser la segunda fuerza más votada, su partido quedó por debajo del 19 % de los votos

EFE

El líder del Partido Democrático (PD), Matteo Renzi, ha anunciado este lunes su dimisión al frente de la formación tras la «derrota clara» sufrida en las elecciones generales de este domingo en Italia y ha adelantado que su formación no sellará ninguna alianza y pasará a la oposición.

En una esperada comparecencia, ha reconocido que se trata de «una derrota clara» y ha defendido «abrir una nueva página en el partido», cuyo liderazgo ha anunciado que abandonará una vez constituido el Parlamento y formado el nuevo Gobierno.

Según ha precisado, ya ha pedido la convocatoria de una asamblea nacional del partido para preparar un congreso en el que se elija al nuevo líder, para lo que ha defendido la necesidad de primarias. En cuanto a su futuro, ha dicho que se limitará a ser senador raso, celebrando su elección como tal por Florencia este domingo.

El antiguo primer ministro ha subrayado que quien ha ganado las elecciones no tiene los apoyos suficientes para gobernar y ha dejado claro que mantienen su promesa electoral de «no a un gobierno con los extremistas ni de los extremistas». «Cuando hemos dicho no a la cultura del odio no estábamos bromeando», ha insistido.

Así, ha recalcado que del Movimiento 5 Estrellas y de la Liga le separan sobre todo su «antieuropeísmo» y ha recordado las numerosas acusaciones que desde estas formaciones se han vertido contra el Partido Democrático, tachándoles de «corruptos» o «mafiosos» entre otros. «Haced gobierno sin nosotros», les ha espetado.

«Si somos así nuestro puesto en esta legislatura está en la oposición», ha recalcado, insistiendo en que el PD no dará su apoyo a un «gobierno antisistema». En un momento en el que se apela a la responsabilidad, ha añadido, «seremos responsables» y por ello «estaremos en la oposición».

Una dimisión esperada

La agencia italiana de noticias Ansa ya había avanzado la mañana de este lunes la intención de Renzi de renunciar después del mal resultado obtenido por la formación en las elecciones de este domingo en Italia.

Renzi, que fue primer ministro entre febrero del 2014 y diciembre del 2016, ha optado por dejar el cargo después del varapalo electoral de su partido, que quedó por debajo del 19 % de los votos, pese a ser la segunda fuerza más votada. El antiguo primer ministro confiaba poder retornar al Palazzo Chigi, que abandonó tras ligar su futuro político al resultado del referendo sobre la reforma constitucional que perdió.

Sin embargo, la salida del sector socialdemócrata del PD el año pasado para formar un nuevo partido, Libres e Iguales (LEU), ha dejado una izquierda dividida y lejos del umbral del 40 % necesario para gobernar. El resultado, aún no definitivo, es un duro revés para el PD, que en las elecciones europeas del 2014, con Renzi ya al frente, logró el 40 % de los votos y que ganó las elecciones generales del 2013 con el 30,32 %.

Italia, abocada al bloqueo

María Signo

El bloque de centroderecha es el vencedor de las elecciones, pero sin la mayoría necesaria para gobernar

Las elecciones de este domingo en Italia han dado al Movimiento 5 Estrellas (M5S) la victoria que ansiaba y que le convierten por fin en el partido más votado del país (32 % de los votos), pero llenan de incertidumbre a la tercera potencia de la Unión Europea. El resultado es que nadie gana en estos comicios, en los que La Liga ha obtenido casi un 18 % de los apoyos, y solo futuras alianzas y pactos programáticos, todo ello con el beneplácito del presidente de la República, Sergio Mattarella, podrán darle al país un nuevo Gobierno, lo que no sucederá hasta principios de abril.

Seguir leyendo

La agitada y larga noche electoral pasará al recuerdo del florentino como una de las más aciagas de su historial político, que le llevó de ser uno de los políticos jóvenes más prometedores de Europa al sonoro batacazo del domingo. La sede del PD, irónicamente situada en la romana vía del Nazareno, se convirtió la madrugada de este lunes en un velatorio y Renzi mandó al frente mediático a uno de sus más estrechos colaboradores, el ministro de Agricultura en funciones, Maurizio Martina. Acompañado por el coordinador Lorenzo Guerini y el presidente del PD, Matteo Orfini, con semblante serio, se limitó a reconocer que los resultados demostraban «una derrota muy evidente, muy clara y muy neta».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Matteo Renzi dimite tras la debacle electoral de los socialdemócratas en Italia