El yerno de Trump, acorralado, pierde el acceso a la información más secreta

Sus contactos con dirigentes extranjeros indignan a los pesos pesados del ala oeste


Redacción / La voz

El futuro político del asesor y yerno de Donald Trump se tambalea. Con pocas horas de diferencia Jared Kushner se ha quedado sin permiso para acceder a los informes ultrasecretos de la inteligencia de EE.UU. y su credibilidad ha quedado en entredicho después de que se filtrara que China, Israel, México y Emiratos Árabes Unidos discutieron como manipularlo a su favor, echando mano de sus intereses financieros y su falta de experiencia política. El jefe de Gabinete, John Kelly, lleva meses intentando expulsar del ala oeste al yernísimo. Por ahora le han cortado las alas. Los analistas se preguntan si se atreverá a ir más allá.

Desde la llegada de Kelly en julio, Kushner ha visto recortadas sus competencias (la primera entrar a su antojo en el despacho de su suegro) y como se reducía su círculo de confianza tras varias dimisiones (y se esperan más en los próximos días). A partir de ahora, el marido de Ivanka ya no podrá ojear el daily brief diario que recibe el presidente. Su acceso a los informe de inteligencia se ha rebajado de «alto secreto» a «secreto». Hace unas semana la renuncia del asesor Rob Porter (acusado de maltratar a su mujer) destapó que él, Kushner y otra docena de empleados tenían acceso a documentos sensibles gracias a un permiso temporal concedido por la Casa Blanca mientras se investigaba sus antecedentes. La tardanza levantó las especulaciones sobre los turbios asuntos de Kushner y el resto para poner en peligro su país.

Según The Washington Post, los contactos de Kushner con ciertos dirigentes extranjeros ha sido una inquietud constante entre los pesos pesados del Gabinete. A veces los ocultó al Consejo Nacional de Seguridad para disgusto de su director, el general H.R. McMaster. Su reuniones con cargos extranjeros y su vulnerabilidad es desde hace tiempo un tema recurrente en los informes diarios que le llegan a McMaster, según el Post.

La principal preocupación es la «ingenuidad» del asesor de 37 años y el riesgo de que fuera manipulado por los contactos extranjeros que insisten en tratar solo con él, declara al diario un exfuncionario. Sus conflictos de intereses están a la orden del día. Los Emiratos Árabes detectaron que el punto débil de Kushner era que su familia estaba buscando posibles inversores en su compañía inmobiliaria. China exploró una posible inversión de una aseguradora de ese país en uno de sus edificios en Manhattan.

Desde siempre Trump insiste en que no hay conflicto demasiado difícil de abordar para su yerno. Ese nivel de confianza lo llevó a encargarle la mediación de un acuerdo de paz en Oriente Medio y ser el enlace con México. Fue Kushner, judío practicante, el que tras su paso por Arabia Saudí e Israel dejó marcada la agenda de Trump en la región, ya sean las amenazas a Irán o el traslado de la embajada a Jerusalén. En cuanto a México, se valió de su buena relación con su ministro de Exteriores, Luis Videgaray, para saltarse al cuestionado Rex Tillerson.

Donald Trump volvió a criticar al fiscal general, Jeff Sessions, en esta ocasión por solicitar al inspector general de su departamento que investigue los presuntos abusos cometidos por el Gobierno de Barack Obama en la vigilancia de su equipo de campaña electoral. A Trump le molesta que Sessions no encargase las pesquisas a los abogados del Departamento de Justicia sino al inspector heredado de Obama.

El yerno de Donald Trump obtuvo préstamos millonarios tras recibir a ejecutivos de compañía prestamistas en la Casa Blanca

Efe

Jared Kushner recientemente ha perdido su acceso a la información de alto secreto del Gobierno de EE.UU. y con ello parte de su amplio poder diplomático

Kushner Companies, la compañía de Jared Kushner, yerno y asesor del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, recibió dos préstamos millonarios después de reunirse con ejecutivos de las compañías prestamistas en la Casa Blanca, informó hoy The New York Times.

La compañía de Kushner, según el rotativo, recibió en noviembre del año pasado un préstamo de 184 millones de dólares de la empresa de capital de inversión Apollo Global Management para refinanciar la hipoteca de un rascacielos en Chicago.

Antes de obtener ese préstamo, Kushner se reunió en varias ocasiones con uno de los fundadores de Apollo Global Management, Joshua Harris, que acudía a la Casa Blanca para asesorar al Gobierno de Trump en materia de infraestructuras.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El yerno de Trump, acorralado, pierde el acceso a la información más secreta