La oposición venezolana no concurrirá a «la farsa» de las elecciones de abril

La MUD buscará «comicios en condiciones en los que el pueblo derrote a Maduro»

.

caracas / corresponsal

La oposición venezolana ha decidido, tras dos semanas de deliberaciones, no participar en las elecciones presidenciales que el Gobierno de Nicolás Maduro decidió adelantar ocho meses. Conformará, no obstante, un «Frente Amplio Nacional» con el propósito de «alcanzar este año elecciones limpias y competitivas, y el rescate de la democracia como sistema político».

Los partidos que conforman la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) indicaron en un comunicado que no irán a «un evento prematuro y sin condiciones que (…) es solo un show del propio Gobierno para aparentar una legitimidad que no tiene, en medio de la agonía y sufrimiento de los venezolanos», y añadió que «convocamos al país a salirnos del cerco de pensar que la decisión frente a esta farsa es participar o no. Estas no son elecciones. La Constitución exige elecciones de verdad, y hacia ese objetivo orientaremos nuestra lucha». Profundamente dividida, a la MUD le costó llegar a un acuerdo, porque dos partidos minoritarios, pero importantes, aspiraban acudir a las elecciones convocadas para el próximo 22 de abril por la Asamblea Nacional Constituyente, a la que la oposición no reconoce.

El acuerdo unánime llega después de que el fin de semana se produjera una avalancha de comunicados de las universidades, los gremios empresariales y las centrales obreras, llamando a no convalidar un proceso que se percibe como ilegal y fraudulento, condiciones que podrían agravarse si, como ha solicitado Diosdado Cabello, número dos del chavismo, a las presidenciales se suman unas elecciones legislativas adelantadas, sin ninguna base legal, pues el actual período del Parlamento, controlado por la oposición, vence en 2020.

«Con o sin ellos»

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha dicho, sin embargo, que las elecciones, que tampoco son reconocidas por la comunidad internacional, van «con o sin la oposición», mientras Tibisay Lucena, la presidenta del Consejo Nacional Electoral, que está plegado al Gobierno, afirmó el martes que «cumplirá con los acuerdos de la República Dominicana»; ofreció mejorar la observación internacional y eliminar las migraciones de electores, condiciones que la oposición considera insuficientes, y que se dan en un marco general que solo favorece al oficialismo.

Tras explicar que «ratifica ante el país y el mundo su inquebrantable vocación electoral y democrática», la oposición ha retado a Maduro «a que se mida contra el pueblo en unas elecciones de verdad. Para que estas sean posibles, le invitamos a dejar el miedo y aceptar las condiciones electorales contenidas en el documento aprobado por unanimidad por los cancilleres (acompañantes del proceso de diálogo en Venezuela) el 2 de diciembre». Ese documento incluía la designación de un Consejo Electoral paritario, una observación internacional con estándares globales, la liberación de los presos políticos, el cese de inhabilitaciones por vía administrativa, y un plazo que permitiera a la oposición organizar su maquinaria; condiciones que distan mucho de las que Lucena ha dicho abrazar en su alocución.

Votación
0 votos
Comentarios

La oposición venezolana no concurrirá a «la farsa» de las elecciones de abril