Suma y sigue en el «caso Oxfam»: Nuevos casos de abuso sexual

26 nuevas revelaciones en Oxfam que podrían extenderse también a Save The Children y otras organizaciones humanitarias

.

El escándalo por mala conducta sexual en ONG se agravó hoy con la relevelación de que Oxfam recibió informaciones sobre otros 26 casos por parte de sus cooperantes, a los que se suman los detectados también en Save the Children y otras organizaciones.

Se trata de casos más antiguos pero también recientes que aún no habían sido reportados por empleados de Oxfam, informó hoy el director británico de la organización humanitaria, Mark Goldring, ante una comisión del Parlamento en Londres. Goldring presentó sus disculpas por el comportamiento de algunos empleados de Oxfam hacia mujeres después del devastador terremoto en Haití en enero de 2010.

De acuerdo con uno de los informes publicados, se registraron en el país caribeño casos de explotación sexual, acoso e intimidación por parte de empleados de Oxfam encargados de brindar ayuda a las víctimas del sismo. Siete empleados, entre ellos el director de Oxfam en Haití, tuvieron que renunciar a sus cargos. Al parecer, también hubo casos de mala conducta sexual en el Chad y la vicedirectora británica de Oxfam, Penny Lawrence, dimitió.

Goldring se disculpó también por su propio comportamiento, después de que declarara al diario «The Guardian» que su organización está siendo atacado como si hubiese «asesinado a bebés en sus cunas». Los críticos acusaron a Goldring de minimizar la dimensión del escándalo. «Estaba estresado», se justificó.

La directora ejecutiva de la organización, Winnie Byanyima, se mostró hoy «avergonzada» por las acusaciones reveladas. «Pasé mi vida intentando levantarme por los derechos de las mujeres y luchar por la gente que vive en la pobreza», dijo ante la comisión parlamentaria en Londres.

«Esto es doloroso para mí (...) algunos hombres horribles entraron en nuestra organización y abusaron de la confianza del pueblo británico», señaló. «Consiguieron marcharse, lograr una recomendación para irse (a otros trabajos). Eso estuvo mal», subrayó.

Desde que se desató el escándalo, en menos de diez días 7.000 donantes regulares retiraron su apoyo a la organización, indicó el director de Oxfam, una asociación internacional de organizaciones humanitarias y de ayuda al desarrollo.

.Los directivos británicos de Oxfam en su declaración ante la comisión de investigación celebrada en el Parlamento de Londres.
Los directivos británicos de Oxfam en su declaración ante la comisión de investigación celebrada en el Parlamento de Londres.

El Gobierno de Suiza decidió congelar por el momento sus contribuciones financieras a la organización hasta que se haga una investigación completa de lo ocurrido, según informa el Departamento de Asuntos Exteriores. El país alpino donó anualmente una media de cuatro millones de francos suizos (4,2 millones de dólares) en los últimos cinco años. Por parte del Gobierno británico recibió 32 millones de libras (44 millones de doláres) el pasado año fiscal, según los informes.

Matthew Rycroft, secretario en el Departamento de Ayuda Internacional del Gobierno británico, advirtió hoy que el sector se enfrenta a una «gran crisis» tras el escándalo. El compromiso del Ejecutivo de destinar un 0,7 por ciento del producto interior bruto a las ONG también está bajo la lupa, así que el Gobierno y las organizaciones tienen que «hacer un trabajo mejor» para convencer a la opinión pública de la necesidad de ese compromiso.

Otras organizaciones se han visto afectadas

Otras organizaciones no gubernamentales, como Médicos sin Fronteras y el Comité Internacional de Rescate, también han reconocido conductas inapropiadas entre sus empleados.

La organización Save the Children informó hoy ante el Parlamento británico sobre casos de acoso sexual en sus filas. En 2017 fueron reportados 35 casos y se despidió a 19 personas, informó el director ejecutivo de la ONG, Kevin Watkins.

La división británica de Save the Children realizó dos informes, el primero de ellos en 2002, advirtiendo sobre «hombres depredadores» que al parecer estaban trabajando en el sector de la ayuda internacional, explicó Watkins.

«Ambos informes revelaron el papel de hombres poderosos como guardianes de comida, refugio y seguridad y los temores y preocupaciones de las personas a la que tenían que servir, que se sentían amenazadas por ellos, inseguras y faltas de protección», explicó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Suma y sigue en el «caso Oxfam»: Nuevos casos de abuso sexual