Un escándalo en la contabilidad sacude al Movimiento 5 Estrellas

El agujero pone en entredicho su imagen de partido honesto

El candidato del Movimiento 5 Estrellas, Luigi di Maio, afirma que ya no se fía de nadie
El candidato del Movimiento 5 Estrellas, Luigi di Maio, afirma que ya no se fía de nadie

roma / corresponsal

Los últimos días de campaña electoral en Italia no están siendo fáciles para el Movimiento 5 Estrellas (M5E), que ha sufrido diversos reveses en su imagen de formación política honesta y de paladín en la lucha contra la corrupción. El último, el descubrimiento de un agujero de 1,4 millones de euros en sus cuentas a causa del fraude de varios parlamentarios que no habrían devuelto parte de sus sueldos, tal y como exige el rígido código de conducta interno.

En el escándalo, que sacó a relucir el programa televisivo Le Iene, que anuncia además más novedades, están envueltos unos diez parlamentarios aunque hasta ahora son dos los nombres que más suenan ya que ambos son candidatos en las elecciones del 4 de marzo: el exdiputado Andrea Cecconi y el ex senador Carlo Martelli, quienes habrían falsificado el comprobante de la devolución y anulado las transferencias bancarias. Dentro del Movimiento se están haciendo controles a todos los parlamentarios, convocados ayer en Roma para aclarar la situación en medio de un clima de nerviosismo y de sospechas generales.

Pese a que su candidato al Gobierno Luigi di Maio hablaba de «algunas manzanas podridas» dentro del M5E, también reconocía que en estos momentos no se fía de nadie. Para aclarar su posición, puso a disposición sus cuentas de las que resulta que en estos años, entre devoluciones y renuncias a extras como vicepresidente de la Cámara de Diputados, ha ingresado en el fondo de ayuda del Movimiento, casi 371.000 euros.

El código ético del M5E obliga a ingresar parte del sueldo de los parlamentarios para dedicarlo a proyectos de tipo social, además de servir para la gestión interna del partido ya que rechazan las ayudas públicas. De esta manera en estos 5 años de legislatura han recogido 23 millones que ya han sido donados a diversos proyectos.

En plena campaña, los dardos de Matteo Renzi del Partido Democrático (PD), no tardaron en llegar. Acusó a Di Maio de ser «como Bettino Craxi», el dirigente socialista que terminó condenado en el escándalo de Tangentopoli de los años 90. También un ex del Movimiento, Federico Pizzarotti, alcalde de Parma y desde hace tiempo enfrentado a sus antiguos compañeros, lanzó sus puyas. «Prometen lucha contra la evasión y después no consiguen controlar las cuentas de cien parlamentarios», comentó.

La preocupación por la influencia del escándalo en el voto del 4 de marzo es grande en el entorno de Di Maio. En las encuestas del lunes, antes del escándalo que ya se conoce como «Rimporsopoli», el M5E obtenía el 27,3 % de los votos siendo el partido más votado frente al 22,8 % del PD. Solo la coalición de centro derecha formada por Forza Italia, La Liga Norte, Hermanos de Italia y Nosotros con Italia, conseguía superarlo con el 37,4 % de apoyos.

La última semana pequeños escándalos con algunos de sus candidatos han salpicado la imagen del M5E: uno pagaba solo siete euros por el alquiler de una vivienda pública mientras otro no había declarado pertenecer a la masonería, tal como obliga el código ético del Movimiento.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un escándalo en la contabilidad sacude al Movimiento 5 Estrellas