El SPD reabre el pacto sobre inmigración que cerró con Merkel

Este viernes apareció un nuevo punto de fricción que ya se pensaba superado, el número de solicitantes de asilo autorizados cada año, un tema muy sensible entre la opinión pública del país


redacción / la voz

Conservadores y socialdemócratas cerraron ayer un acuerdo en educación que, al decir de Martin Schulz, «no se veía desde hace tiempo» en Alemania, pero aún así tanto él como Angela Merkel admitieron que persisten diferencias en asuntos clave que obstruyen la firma de un pacto global cuando teóricamente solo faltan 48 horas para que expire el plazo que se dieron para lograrlo.

La canciller no quiso dar nada por hecho. «Tenemos la buena voluntad de superarlas [las discrepancias]. Pero nos queda por delante un trabajo enorme. Espero que sea posible pero, como he dicho, queda mucho. Los problemas no se han resuelto aún». Su par del SPD, tremendamente angustiado por las encuestas, que han vuelto a detectar una caída de apoyo a su formación hasta un anoréxico 18 %, también reconoció las aristas pero no se quiso dejar presionar por la falta de tiempo y reclamó flexibilidad. Es preferible cerrar todos los detalles de forma «seria», dijo, a apostar por la velocidad.

Entre los asuntos con discrepancias se encuentran, según DPA, las propuestas socialdemócratas para poner en marcha un seguro médico único que termine con la diferencia actual entre seguros públicos y privados así como el fin de los contratos temporales consecutivos. Además, según Der Spiegel, el grupo de trabajo sobre «vivienda, alquileres y desarrollo urbano» tampoco ha conseguido acuerdos. A esto añadió AFP que ayer apareció un nuevo punto de fricción que ya se pensaba superado: el número de solicitantes de asilo autorizados cada año, un tema muy sensible entre la opinión pública del país.

Las dos partes habían acordado a principios de mes limitar esa cantidad a entre 180.000 y 220.000 por año, una reivindicación de los democristianos de Merkel. Pero, según la prensa alemana, el SPD volvió a sacar el tema solicitando que esa horquilla sea puramente indicativa, mientras que los conservadores consideran que esa cantidad máxima es obligatoria.

11.000 millones

El pacto por la educación que adoptaron inyectará 11.000 millones de euros en infraestructuras, digitalización y becas además de promover una reforma constitucional para permitir que el Gobierno federal contribuya con financiación. Aún en caso de que los tres partidos sellen un pacto para formar Gobierno, el acuerdo final de coalición deberá ser sometido al voto de los más de 440.000 militantes del SPD, cuya ala más radical busca apoyos para tumbar la repetición de la la alianza. La constitución del nuevo gabinete se podría demorar hasta fines de marzo, es decir más de medio año después de las elecciones, un lapso sin precedentes en la historia de la República Federal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El SPD reabre el pacto sobre inmigración que cerró con Merkel