Hillary Clinton mantuvo en su campaña del 2008 a un asesor acusado de acoso sexual

Efe / La Voz

INTERNACIONAL

MARIO ANZUONI | reuters

La supuesta víctima aseguro que el empleado le rozó los hombros de forma inapropiada, la besó en la frente y le envió correos «sugerentes»

26 ene 2018 . Actualizado a las 20:16 h.

En las elecciones presidenciales del 2008, Hillary Clinton decidió mantener en su equipo de campaña a su asesor religioso Burns Strider haciendo oídos sordos a las denuncias por acoso que recaían entonces sobre él. Según publicó este viernes The New York Times, el consultor experto en materia de fe había sido señalado por parte de una de sus empleadas, que acabó siendo reubicada en un nuevo puesto.

La versión del rotativo estadounidense asegura que la entonces gerente de la campaña de Clinton, Patti Solis Doyle, recomendó a la candidata despedir a Strider, contratado cinco años antes para formar parte del equipo que puso acompañaría a la ex primera dama estadounidense en su carrera hacia el Senado en el 2006. La demócrata decidió en cambio mantener a su lado al asesor, presidente de la organización American Values Network, quien, de acuerdo con fuentes anónimas del Times, le enviaba a diario lecturas bíblicas. 

Strider fue despedido varios meses después -no antes- de los comicios del 2008 por «problemas en su lugar de trabajo», problemas que incluyeron las denuncias de acoso de la joven asistente, que no ha sido identificada y que según la publicación tenía 30 años. Mantuvo entonces que el exasesor le rozó los hombros de forma inapropiada, que la besó en la frente y que le enviaba correos «sugerentes». La víctima no ha hecho pública, sin embargo, su declaración, hecho que el rotativo intuye que puede estar relacionado con un acuerdo de confidencialidad firmado por los empleados de la campaña.