Trump logra su primer gran triunfo al sacar adelante la drástica rebaja fiscal

«Es un regalo de Navidad increíble para los estadounidenses», celebró el presidente


Redacción / La Voz

Después de varias estrepitosas derrotas en el Capitolio pese a la mayoría republicana, Donald Trump se apuntó ayer su primer gran triunfo legislativo con la aprobación de la reforma fiscal que incluye los mayores recortes de impuestos desde la presidencia de Ronald Reagan en 1986. A las puertas de la Casa Blanca, Trump celebró el «logro» de su Administración rodeado por los líderes republicanos, que se jugaban su credibilidad tras la fallida derogación del Obamacare. «Estamos devolviendo la grandeza a EE.UU.», declaró el presidente.

«Es un regalo de Navidad increíble para los estadounidenses que trabajan duro (...) Vamos a echar combustible de cohetes en el motor de nuestra economía», señaló en un comunicado emitido poco después de que la Cámara de Representantes aprobará ayer el texto en una segunda votación (con 224 votos a favor y 201 en contra) por un trámite de procedimiento tras ser aprobada de madrugada por el Senado. La luz verde de la Cámara Alta contó con los votos de 51 de los 52 republicanos, debido a la ausencia del senador John McCain por enfermedad, y la oposición de los 48 demócratas. El sí estaba cerrado desde el sábado, cuando Marco Rubio retiró su bloqueo tras la inclusión de su propuesta de elevar los beneficios fiscales por hijos.

A primera hora del día, Trump arremetió contra los medios por lo que considera «denigrante» cobertura de la reforma fiscal. «Los recortes de impuestos son tan grandes y significativos y, sin embargo, las noticias falsas trabajan horas extras para seguir el ejemplo de sus amigos, los demócratas derrotados, y solo denigrar», escribió en uno de sus habituales tuits mañaneros. «Este es realmente un caso donde los resultados hablarán por sí mismos, comenzando muy pronto. ¡Empleos, empleos, empleos!», concluyó.

La reforma está dirigida a recortar impuestos a las grandes rentas y a las empresas, para las que la aprobación es un regalo navideño de miles de millones de dólares en deducciones, al pasar sus aportaciones al fisco de un 35 % a un 21 %. En cuanto a los contribuyentes, la mayoría pagarán menos, al menos temporalmente. Pero los más ricos se beneficiarán más que la clase media, según denuncian los demócratas. «Es un atraco», apuntó la veterana congresista Elizabeth Warren. El Tax Policy Center estima que este plan permitirá a los hogares medios ahorrarse el próximo ejercicio unos 900 dólares de media, mientras que para el 1 % de los estadounidenses, los más ricos, el nivel de ahorro ascenderá a 51.000 dólares. La Oficina de Presupuesto del Congreso calcula que el país dejará de ingresar 1,45 billones.

La reforma afecta además a otroa ámbitos. Da un zarpazo al Obamacare al derogar la obligación de tener un seguro médico a partir del 2019, y permite, por primera vez, las prospecciones de hidrocarburos en el Ártico.

El presidente tomará represalias contra los países que rechacen hoy en la ONU su decisión sobre Jerusalén

Donald Trump no está dispuesto a que se visualice de nuevo su soledad internacional con respecto a la capitalidad israelí de Jerusalén. Así que ha decidido tomar nota y castigar a aquellos países que voten a favor hoy en la Asamblea General de la ONU de una resolución que reprobará su decisión. «Reciben cientos o incluso miles de millones de dólares y luego votan contra nosotros. Bien, vigilaremos esas votaciones», advirtió antes de reunirse ayer con su Gabinete en la Casa Blanca. «Dejadles votar en nuestra contra, ahorraremos mucho. No nos preocupa», ironizó.

Trump respalda así el aviso que previamente había lanzado la embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley, que en opinión del presidente trasladó «el mensaje correcto» en la sede de Nueva York. En una misiva enviada a los embajadores de los 193 países miembros, Haley da a entender que habrá consecuencias para quienes respalden la resolución crítica contra la Casa Blanca, que se espera sea aprobada con una abrumadora mayoría. «El presidente estará viendo la votación atentamente y me ha pedido que le informe sobre aquellos países que voten contra nosotros», señala en la misiva, filtrada ayer a la prensa. En un mensaje en Twitter, insistió en que EE.UU. va a «anotar los nombres» de quienes voten en contra de su decisión.

En una reunión extraordinaria, la Asamblea General votará hoy una resolución impulsada por los palestinos que rechaza el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel. El proyecto de resolución, que reitera la doctrina de las Naciones Unidas sobre Jerusalén y no menciona explícitamente a Trump, es similar al de una resolución que Estados Unidos vetó el lunes en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Estados Unidos «está cometiendo otro error al distribuir la famosa carta en la que intentan amenazar a países [y] a sus decisiones, soberanas, sobre cómo votar», declaró el ministro de Exteriores palestino, Riyad al Malki, en rueda de prensa en Estambul junto a su homólogo turco, Mevlut Cavusoglu, antes de viajar en el mismo avión hacia Nueva York.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Trump logra su primer gran triunfo al sacar adelante la drástica rebaja fiscal