Putin alardea de liderazgo y concurrirá a las presidenciales como independiente

El líder del Kremlin descalifica a los opositores por «radicales» y se burla de su máximo rival, Navalni


Moscú / Colpisa

En sus más de tres horas y media de comparecencia ante los medios de comunicación rusos y extranjeros, aunque se colaron también personas ajenas al periodismo, el presidente Vladimir Putin continuó ayer en clave electoral y desveló que no se presentará a las presidenciales de marzo del 2018 como candidato de su partido, Rusia Unida, fuerza que copa prácticamente todas las instituciones del país. Lo hará como independiente, algo que no parece que vaya a influir en su previsible victoria.

Esta nueva edición de la gran rueda de prensa anual, la número trece desde la llegada de Putin al Kremlin en el 2000, le ha permitido además protagonizar un breve cara a cara con una de sus rivales en los comicios, la estrella televisiva Ksenia Sobchak, quien pudo hacerle solo una pregunta. «Alexéi Navalni lleva un año haciendo campaña electoral. Contra él se abrieron especialmente causas criminales ficticias, como demostró el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, y eso está sirviendo de pretexto para no permitirle participar en las elecciones», le espetó Sobchak al presidente ruso.

¿Por qué pasa esto?

La presentadora, provista de una pancarta con su nombre para atraer la atención del moderador, añadió que «la gente comprende que ser opositor en Rusia significa que te pueden matar, meter en la cárcel o algo por el estilo». «¿Por qué pasa esto? No me diga que el poder tiene tanto miedo a que exista una competencia política honesta».

«Sabía que su pregunta iba a ir por ahí (...), pero le aseguro que el poder ni tuvo ni tiene miedo a nadie», respondió Putin. Lo que pasa, según su opinión, es que «la oposición no propone nada positivo». Poco antes, el moderador de la rueda de prensa, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, había declarado que el presidente ruso no tiene adversarios de peso «ni de lejos». Sostuvo que «no han madurado todavía».

A este respecto, Putin agregó que «no es solamente la falta de madurez, es que la oposición debe proponer un programa claro y comprensible de acciones positivas» y emplazó a Sobchak a que lo haga. «Usted se presenta a las elecciones bajo el lema ‘contra todos’, ¿es esto un programa positivo de acción, esto es lo que propone para resolver los problemas del país?».

«Ser opositor aquí significa que te pueden matar» dijo la presentadora que opta a la presidencia A continuación, el primer mandatario ruso la emprendió con Alexéi Navalni, a quien llamó «personaje». «En relación con los personajes a los que usted se ha referido, ¿quiere que nuestras plazas se llenen de decenas de Saakashvili?», el expresidente georgiano y ahora opositor en Ucrania contra el presidente Piotr Poroshenko, cuya dimisión exige encabezando manifestaciones en las calles de Kiev. En alusión a Navalni, Putin dijo que «ese es un Saakashvili, pero en versión rusa (...) ¿y quiere que gente radical como esa desestabilice la situación en el país?».

Acto de buena voluntad

Al otro lado del Atlántico, es precisamente Rusia el país que hace tambalear día sí y día también a la Administración Trump. A quien Putin también quiso dedicar ayer unas palabras. El líder del Kremlin aseguró que deseaba el restablecimiento de las relaciones con Washington, y destacó: «Hay muchos asuntos en los que podemos unir nuestras fuerzas», entre los que citó la lucha contra el terrorismo internacional. En cuanto a la trama del

Rusiagate, Putin volvió a rechazar las acusaciones de injerencia de su equipo en las elecciones presidenciales estadounidenses del año pasado. «Es una tontería que ha sido fabricada por opositores de Trump para deslegitimarlo e impedir que mejores las relaciones con nuestro país», declaró.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Putin alardea de liderazgo y concurrirá a las presidenciales como independiente