Trump logra un acuerdo «in extremis» para evitar el cierre parcial de su Gobierno

Aprobará una ley de gastos que proveerá de fondos al Ejecutivo hasta el próximo 22 de diciembre


nueva york / corresponsal

La Casa Blanca volcó ayer sus esfuerzos en intentar aprobar una medida temporal que evitara hoy el cierre parcial del Gobierno, algo que logró con un acuerdo temporal para dos semanas. Fue precisamente con este objetivo, el de aprobar esa ley de gastos que proveería de fondos al Ejecutivo hasta el próximo 22 de diciembre, que ayer Donald Trump se reunió con los líderes demócratas de la Cámara de Representantes y el Senado, Nancy Pelosi y Chuck Schumer.

Tras días de reproches y desavenencias, ambos bandos marcaron los objetivos en sus demandas. «No nos vamos de aquí sin una solución para el DACA (programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia)», sentenció Pelosi a las puertas del Capitolio antes del encuentro con el presidente de EE.UU.. En paralelo, los principales líderes republicanos se habían mostrado confiados en poder evitar un choque presupuestario que empañe un ya tumultuoso 2017 en Capitol Hill.

La tensión en la esfera política tomó forma el pasado miércoles, tras la presentación del primer impeachment contra el presidente de EE.UU. Fue el congresista Al Green quien intentó sacar adelante un juicio político contra Trump, porque «nos guste o no, ahora tenemos a un intolerante en la Casa Blanca que incita al odio y a la hostilidad». La propuesta fue denegada con 363 votos en contra, entre los que se encontraba el de Pelosi. «Ahora no es el momento», justificó tras sugerir que su partido debe preocuparse de su oposición a la reforma fiscal que el republicano intenta aprobar.

Mientras los demócratas centran sus esfuerzos en dichas negociaciones, los republicanos han utilizado como caballo de batalla uno de los asuntos más tumultuosos para el presidente.

En medio de las pesquisas del Rusiagate, varios republicanos (tanto activistas como legisladores) han cargado contra el fiscal especial, Robert Mueller, tratando de detener o restringir la investigación a medida que esta se adentra cada vez más en el círculo de Trump. El presidente y sus aliados siguen aprovechando cualquier atisbo de posible incorrección por parte del equipo de Mueller o del FBI para argumentar que la investigación de la trama rusa está orquestada para dañarlo. Según varios medios, esto podría generar el apoyo político necesario para despedir a Mueller.

El pasado miércoles, por ejemplo, el famoso presentador de Fox News y gran defensor de Trump, Sean Hannity, habló del fiscal como «una desgracia para el sistema judicial estadounidense» y calificó a su equipo como «corrupto y tendencioso». A dichos ataques así como a los lanzados desde la Casa Blanca contra el FBI, se refirió ayer el director del buró, Christopher Wray, quien durante su declaración ante el Comité Judicial de la Cámara de Representantes refutó la ofensiva presidencial, asegurando que «no hay institución mejor que el FBI».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Trump logra un acuerdo «in extremis» para evitar el cierre parcial de su Gobierno