Paul Ryan anuncia nuevas políticas de formación contra el acoso sexual para políticos

Dos diputadas acusan a varios congresistas de haberse propasado y acosarlas sexualmente

.Paul Ryan
Paul Ryan

Washington

El presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Paul Ryan, ha anunciado este martes que las autoridades fijarán nuevas políticas de formación contra el acoso sexual y la discriminación para los miembros y el personal de la cámara, según ha informado la cadena de televisión CNN.

Ryan ha señalado en un comunicado que el objetivo de estas medidas «no es únicamente concienciar sobre el asunto sino dejar claro que el acoso sexual no tiene lugar alguno en la institución».

El anuncio ha tenido lugar en el marco de la audiencia celebrada este martes en la cámara sobre acoso y abuso sexual, en la que varios miembros han expresado su preocupación ante las declaraciones de algunas congresistas, que han denunciado recientemente haber sufrido acoso en diversas ocasiones.

Ryan ha manifestado que la nuevas políticas, que harán que la formación contra el acoso sea obligatoria para todos los miembros de la cámara, supone un «paso importante» para acabar con este tipo de comportamientos. «Mientras trabajamos con los comités de Administración, Ética y Normas para implementar la formación obligatoria, seguimos trabajando para asegurar que se utilizan los recursos apropiados y se ponen en marcha las políticas adecuadas para prevenir y registrar el acoso», ha explicado el presidente de la Cámara de Representantes estadounidense.

Este martes, dos diputadas acusaron a varios congresistas de haberse propasado y de haberlas acosado sexualmente. La semana pasada, el Senado aprobó una resolución que requiere que los senadores, los becarios y el personal de la cámara reciban formación obligatoria contra el acoso.

«Hay dos miembros del Congreso, uno republicano y otro demócrata, ahora mismo en activo, que han participado en acoso sexual», dijo la congresista. Speier no reveló el nombre de los dos congresistas, pero aseguró haber escuchado testimonios de víctimas que dicen haber tenido que soportar que los congresistas las tocaran inadecuadamente dentro del Congreso.

Además, durante la audiencia, la legisladora republicana Barbara Comstock relató la experiencia de una joven trabajadora que llevó unos documentos a casa de un congresista y tuvo que soportar que el legislador se quitara la toalla con la que cubría su cuerpo dejando al descubierto sus genitales.

Tras ese episodio, la mujer renunció a su trabajo. El mes pasado, Speier reveló que ella misma sufrió abusos sexuales hace años cuando formaba parte del personal del Congreso. Esa congresista, demócrata por California, presentó hace unas semanas una propuesta legislativa para obligar al Legislativo a cambiar sus normas internas para hacer obligatorio que todo el personal, incluido legisladores y becarios, reciban entrenamiento para saber cómo reaccionar ante abusos sexuales.

Votación
0 votos
Comentarios

Paul Ryan anuncia nuevas políticas de formación contra el acoso sexual para políticos