Beirut acusa a Riad de retener a su líder Hariri tras obligarlo a dimitir

La Voz JERUSALÉN / COLPISA

INTERNACIONAL

MOHAMED AZAKIR | Reuters

Arabia Saudí crea alarma al ordenar a sus nacionales salir del Líbano

10 nov 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

La situación es cada vez más confusa en el Líbano tras la petición de Arabia Saudí, Kuwait, Emiratos Árabes Unidos y Baréin a sus ciudadanos de que abandonen el país y después de que varios altos cargos libaneses declararan que Saad Hariri está «bajo arresto domiciliario» por las autoridades de Riad, que le habrían forzado el sábado a presentar su dimisión como primer ministro. Tras cuatro días de silencio, el Movimiento Future compareció ante los medios en Beirut para insistir en que sigue considerando a su líder, Hariri, «primer ministro» y «líder nacional», y pidió a los saudíes que faciliten su regreso a un país del que, según el texto que leyó el sábado el líder suní, huyó porque vio su vida en peligro y por las injerencias de Irán.

El presidente del Líbano, Michele Aoun, también considera a Hariri jefe de Gobierno hasta que presente su dimisión de manera formal ante el Parlamento. Altos cargos libaneses consultados por la agencia Reuters denunciaron, bajo condición de anonimato, que Riad «controla y limita» los movimientos de un Hariri cuyo viaje a la capital saudí coincidió con el lanzamiento de la purga anticorrupción del príncipe heredero, Mohamed Bin Salman, conocido como MBS. «Cuando llegó al país le ordenaron que se quedara y dimitiera. La lectura de su carta de renuncia fue una orden y la cumplió estando bajo arresto domiciliario», señalaron.

Reuters también tuvo acceso a responsables estadounidenses familiarizados con la situación en Oriente Medio que coincidieron en que los saudíes «animaron» a Hariri a dimitir. Una versión que cambia el relato inicial y que muestra la intención de Riad de acabar con el Gobierno de unidad nacional libanés, como estrategia para desestabilizar el país y crear problemas a Hezbolá, el brazo de Irán en el Líbano.