Violencia en Nicaragua tras elecciones locales que la oposición no reconoce

.

bogotá / e. la voz

La violencia poselectoral llena de sangre Nicaragua. Al menos cinco personas han perdido la vida desde que se anunciaron los resultados de los comicios municipales celebrados el pasado domingo, y en los que el gobernante Frente Sandinista (FSLN) ganó casi la totalidad de las alcaldías. La mayor parte de los disturbios registrados se desencadenaron en las regiones norteñas y en la costa Caribe y siguieron al desconocimiento de parte de la oposición de los resultados.

Uno de los muertos es simpatizante de la organización indígena Yatama, que calificó los comicios como «fraude total» y protagonizó varias manifestaciones, Otros dos fallecidos son seguidores del partido opositor Ciudadanos por la Libertad (CxL), uno es un fiscal del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) y otro es partidario del FSLN. Al menos 34 personas han resultado heridas. Según los resultados ofrecidos por el Consejo Supremo Electoral (CSE), controlado por el sandinismo, el FSLN obtuvo 135 de las 153 alcaldías. El PLC del ex presidente Arnoldo Alemán se hizo con el control de 11 municipios, CxL de 6 y la Alianza Liberal Nicaragüense se impuso en una localidad.

Observadores independientes denuncian irregularidades como falta de transparencia en el recuento y doble voto a favor del FSLN, así como un acceso limitado a los centros de votación. La participación registrada por el CSE fue del 51,74 %, lo que eleva a más de 2.1 millones el número de votantes, cifra puesta en duda por la oposición. «El abstencionismo fue mayor del anunciado, entre el 70 y el 80 %. El FSLN podría ganar las elecciones sin necesidad de fraude, aunque sería un triunfo engañoso porque representaría la voluntad de la mayoría, pero dentro de una minoría que asistió a votar», comenta la analista Rezaye Álvarez.

El motivo principal de la alta abstención, hubiese o no recuento fraudulento, es la desconfianza de los ciudadanos hacia las agrupaciones contrarias al sandinismo. «La oposición se presta al juego del FSLN a cambio de beneficios o cuotas de poder», indica Álvarez.

No obstante, ningún experto pone en duda la fortaleza del FSLN. «Además de una base que ha sido históricamente muy leal, de alrededor del 35 %, los flujos de la cooperación venezolana le han permitido ganar más apoyo, especialmente entre la población de escasos recursos», comenta el experto Umanzor López. No cree, a pesar de ello, que se justifiquen «bajo ningún concepto» los resultados. «El Frente ha ganado alcaldías en espacios que siempre han sido de grupos locales. Se han impuesto a Yatama en municipios del Caribe, cuando se sabe que allí el liderazgo de ese grupo es incuestionable». Dirigentes opositores que han ganado concejalías se niegan, por ahora, a ocupar sus puestos en ciertas municipalidades del Caribe mientras no se aclare lo ocurrido.

Votación
0 votos
Comentarios

Violencia en Nicaragua tras elecciones locales que la oposición no reconoce