La rebelión de los médicos cubanos en el exterior llega a los tribunales en Brasil

Julio Á. Fariñas A CORUÑA

INTERNACIONAL

Campaña de vacunacioón en un centro médico de Sao Paulo
Campaña de vacunacioón en un centro médico de Sao Paulo NELSON ALMEIDA | AFP

Los médicos cubanos y demás personal sanitario en el exterior, el producto de exportación estrella de la revolución, han empezado a presentar demandas ante los tribunales de sus países de destino para desvincularse de los contratos suscritos por el gobierno cubano.

05 nov 2017 . Actualizado a las 12:28 h.

La iniciativa ha partido de varios centenares de los casi 8.600 profesionales de la sanidad, la mayoría médicos, que siguen prestando sus servicios en Brasil, al amparo del convenio tripartito Mais Médicos, suscrito hace cuatro años por el gobierno de Dilma Rousseff y los mandatarios de la isla, con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) como intermediaria.

Los tribunales brasileños ya le han dado la razón a algunos demandantes -un juez definió las cláusulas de dicho convenio como «una forma de trabajo esclavo»- pero otros han visto rechazadas sus demandas en primera instancia con  argumentos tales como que dar por terminados esos contratos supondría «riesgos indebidos en la esfera política y diplomática».

La última palabra la tendrá el Tribunal Supremo Federal, ante el que el abogado André de Santana Corrêa recurrió los fallos emitidos, alegando como principal argumento que los contratos recurridos son contrarios a las protecciones de igualdad amparadas por la Constitución de Brasil. Pero su decisión puede demorar años por el colapso que sufre esta instancia judicial con los casos de corrupción que se investigan en el país.