«Nos han dicho que evitemos ir a la zona, pero mi mujer sigue allí», dice un gallego en Manhattan

Brais Revaldería se vio afectado de forma indirecta por el ataque de Manhattan


Brais Revaldería, autor del documental Arde Lucus, se vio afectado de forma indirecta por el ataque de Manhattan. «Mi mujer, María, tiene la oficina en Wall Street, a una parada de tren del lugar en el que se produjo el suceso. Yo justo no estaba, porque tenía otra reunión en Union Square, fuera de Manhattan, y me llamó muy asustada, que no sabía qué hacer ni si iba a poder salir de su despacho para volver a casa», cuenta Revaldería desde un taxi en el que se dirigía a buscar a su pareja.

«La policía no para de repetirle a la gente que evite ir al lugar si no es estrictamente necesario y el taxista me ha dicho que intentará dejarme lo más cerca posible, pero la sensación es de incertidumbre, no hay mucha información y la gente no sabe bien qué ha pasado», relata.

La ciudad de Nueva York, explica Brais Revaldería, vive permanentemente bajo la psicosis de un posible atentado. «Todo el mundo sabe que este es un objetivo apetitoso para estos chalados, pero nunca piensas que esto puede llegar a ocurrir de verdad. Estoy seguro de que nadie se esperaba lo de las Torres Gemelas y nadie estaba pensando que hoy podía haber un ataque de corte terrorista».

Las imágenes de televisión muestran varias bicicletas destrozadas. «Me he dado cuenta de que en el carril bici había un montón de bicicletas destrozadas y, conforme avanzaba conduciendo, he visto más. Debo de haber visto unas 30 o 40 bicicletas así», aseguró otro testigo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

«Nos han dicho que evitemos ir a la zona, pero mi mujer sigue allí», dice un gallego en Manhattan