35 muertos en Portugal, entre ellos un bebé de un mes

Una treintena de concellos lusos están en «riesgo máximo» por los fuegos  declarados ayer en cuya extinción trabajan más de 4.600 personas

;
Los incendios dejan al menos 32 muertos en Portugal El Gobierno portugués pide ayuda a la comunidad internacional para controlar los 400 focos que siguen activos
Agencias
Lisboa

Portugal vuelve a revivir la tragedia vivida el pasado junio y lucha con todos los medios ante una nueva oleada de incendios que han dejado al menos 35 muertes, entre ellos la de un bebé de un mes, y siete desaparecidos, según el último balance de Protección Civil, según informa la prensa portuguesa. En declaraciones a medios locales, precisaron que se trata aún de un balance provisional, ya que se siguen recopilando datos de las numerosas aldeas que han estado cercadas por el fuego en las últimas horas. Aún hay unos 60 incendios activos, 32 de ellos de «dificultad elevada», según ha definido un portavoz de Protección Civil.

La alerta máxima se mantiene desde ayer, una jornada que protección civil calificó como el peor día del año en el país y el primer ministro, António Costa, avanzó que la cifra de muertos puede aumentar debido a que «hay muchos heridos y personas con las que no se ha logrado contactar».

Dos personas murieron en Penavoca (distrito de Coimbra), una en la Sertã (distrito de Castelo Branco) y dos en Oliveira do Hospital. La sexta víctima es una personas que estaba desaparecida en Nelas (Viseu), y otras cuatro murieron durante la madrugada en la localidad de Vouzela, durante un incendio que asoló la freguesía de Ventosa, según ingorma la agencia Lusa al presidente de la Cámara, Rui Ladeira, y tal y como se hace eco el diario portugués Publico. Ádemás, Protección Civil está contrastando todas las informaciones y «datos contradictorios» que le llegan, pero admite por lo menos 20 muertos. 

Según el último avance del Gobierno, hay 65 incendios activos, combatidos por 4.690 medios humanos y1.413 medios terrestres. 

Todos los fallecidos hasta el momento estaban en localidades situadas en el centro de Portugal, la zona más afectada junto con el norte del país, donde en total se registraron este domingo 523 fuegos. 

Los fuegos también han afectado a la red de carreteras del país, donde hay más de 16 vías cortadas, entre ellas las autopistas A17 y A23, carreteras nacionals, municipales, itinerarios principales (IP5) y complementarios. Las regiones más afectadas son la del norte y el centro del país.

 Ayuda a Europa y Marruecos

Ante la proliferación de fuegos, las autoridades lusas solicitaron ayer ayuda a la Unión Europea y Marruecos para apoyar las labores de extinción, y han prolongado hasta las 21.00 la alerta roja por riesgo de incendio que rige en todos los distritos.

La proliferación de fuegos se ha visto impulsada por las altas temperaturas de los últimos días y la escasez de lluvias, factores determinantes, según dijo esta madrugada el primer ministro, António Costa, quien se desplazó al centro de control de Protección Civil para seguir la situación. Costa dijo a periodistas que revertir las circunstancias que hacen especialmente vulnerable a Portugal frente al fuego «implica tiempo» e incluso advirtió de que situaciones como las de este domingo «seguramente se van a repetir» mientras se implantan cambios para mejorar la situación de la foresta.

Asimismo, defendió la gestión de la ministra de Administración Interna, Constança Urbano de Sousa, y subrayó que «es un poco infantil pensar que la consecuencias políticas (por eventuales errores en la respuesta a incendios) son dimisiones». Las previsiones meteorológicas apuntan para hoy a un descenso de las temperaturas e incluso lluvias en parte del territorio. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

35 muertos en Portugal, entre ellos un bebé de un mes