La oposición intenta acorralar a Maduro en las regionales

Las encuestas le dan ventaja en los comicios del domingo

.

caracas / corresponsal

Venezuela entró la medianoche de ayer en el período de reflexión antes de las elecciones regionales de este domingo en las que se elegirán gobernadores de los 23 estados del país y en las que, según los sondeos, la oposición cuenta con ventaja. Diversos encuestadores han señalado, sin embargo, que pueden producirse sorpresas y que la victoria de la Mesa de la Unidad Democrática puede no resultar tan contundente como se espera.

La coalición opositora tiene esperanzas de obtener un número mínimo de entre 16 y 17 gobernaciones, según confiaron a La Voz fuentes de su campaña. Esto, pese a la última maniobra del Consejo Nacional Electoral (CNE), claramente favorable al Gobierno: la reubicación de centros electorales, especialmente en dos estados importantes donde los resultados pueden ser cerrados como Miranda y Aragua, en el centro del país.

Alegando razones de seguridad, el CNE reubicó 205 centros electorales, que. aunque son menos del 1% del total de sitios habilitados para votar (unos 33.000), impactan en zonas donde la oposición ganó en las elecciones parlamentarias de diciembre de 2015 con el 75% de los votos, mientras la votación general quedó 58% a 42%. El domingo han sido convocados a las urnas 18 millones de venezolanos, cifra que excluye a casi 2 millones de residentes del Distrito Capital, que no elige gobernador.

El presidente de la encuestadora Datincorp, Jesús Seguías, señaló que, según un sondeo cerrado el pasado día 8, se prevé una participación sin precedentes, para unas elecciones regionales, que podría alcanzar el 80% del electorado (el promedio histórico para este tipo de comicios es del 60%). Pero aclaró que lo que pase el día de las elecciones es un imponderable, especialmente por los desplazamientos de centros electorales.

La oposición ha señalado que cada punto adicional de participación favorece a sus candidatos, teoría que se refuerza por el hecho de que Nicolás Maduro, el presidente del país, prácticamente está haciendo campaña por la abstención opositora. El miércoles en la noche, en una alocución televisada, afirmó que los gobernadores electos «tendrán que reconocer a la Asamblea Nacional Constituyente», pese a que tanto la oposición como la comunidad internacional no dan validez a esta institución, a la que consideran electa fraudulentamente.

La oposición ha tenido que pelear con un sector interno que considera una traición a los muertos en la última oleada de protestas participar en las elecciones, pero que poco a poco ha ido sumándose al proceso. Según Seguías, la MUD «ha gastado tiempo y recursos para convencer a esa gente, lo que podría restarle algunas gobernaciones», aunque no le queda duda de que la oposición ganará la mayoría de estados. Esto podría generar sorpresas, señala. Maduro también señala que la comunidad internacional se llevará una gran sorpresa el domingo, aunque todas las encuestadoras indican, como mínimo, un margen de 65-35 a favor de la MUD.

Tanto EE.UU. como la UE y los principales países latinoamericanos observan de cerca los comicios, indicó Thomas Shannon, subsecretario de Estado, quien dijo que España y América Latina han formado una asociación especial a favor del pueblo venezolano, y que «esperamos que las autoridades permitan al pueblo que hable y decida». Un fraude desembozado del Gobierno en los comicios, que es un temor de la oposición, detonaría las sanciones de la UE contra funcionarios del madurismo que se debatirán el martes 17 en el consejo de cancilleres de la UE. En esa reunión se evaluará el alcance de las represalias, dijeron fuentes de la UE a agencias de noticias; aunque, en principio, la decisión no tiene relación con lo que suceda en las elecciones.

Votación
1 votos
Comentarios

La oposición intenta acorralar a Maduro en las regionales