Dos niñas graban los abusos sexuales de su agresor para denunciarlo

Las menores de diez años tomaron esa decisión ante el miedo de que nadie las creyese


Dos niñas de diez años grabaron al padre de una de ellas que abusaba sexualmente de la otra en Uruguay, para poder denunciar la situación, que terminó con el hombre en prisión. El caso se produjo en el departamento de Artigas, unos 500 kilómetros al norte de Montevideo, según un comunicado de la Fiscalía. La víctima era una niña de diez años que «acudía frecuentemente a jugar y escuchar música asiduamente a la casa de su amiga de la misma edad».

«En esas circunstancias aprovechando momentos en que su esposa estaba trabajando, el abusador mandaba a su hija al mercado para quedarse a solas con su amiga y procedía a manosearla en sus genitales», relata el documento difundido por la Justicia. La situación se prolongó durante un año hasta que la hija del hombre fue testigo de la conducta de su padre hacia su amiga. Entonces «le dice a su amiguita que sabe lo que su papá le está haciendo, que tiene mucho miedo de su padre y que nadie las va a creer, por lo que ambas planean grabar tal situación, lo que logran después de varios intentos».

El crudo relato estampado en páginas de la Fiscalía General de la Nación, da cuenta de que las niñas se sometieron una vez más a la agresión con tal de que el hombre fuera detenido. «Esta acción tan valiente de una niñita abusada debería servir no solo para que se haga justicia, sino para que toda la sociedad tome conciencia de que estas cosas pasan con más frecuencia de la que creemos y que los niños no mienten, no inventan» ante hechos que «marcan» la vida de los menores «para siempre», culmina. La Justicia se hizo de las pruebas entregadas por la familia de la menor abusada, y el hombre fue directo a prisión.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Dos niñas graban los abusos sexuales de su agresor para denunciarlo