Redacción

El grupo terrorista Estado Islámico ha reivindicado la autoría del atentado perpetrado este viernes en el metro de Londres y que ha dejado al menos 29 heridos, según un comunicado difundido por la agencia de noticias Amaq, vinculada a la organización yihadista.

Un artefacto casero ha estallado en la estación de Parsons Green, en la zona suroeste de la capital, presuntamente tras ser colocada por una persona que se ha dado a la fuga. Las autoridades no han identificado de momento a ningún sospechoso y han pedido la colaboración ciudadana. Según Estado Islámico, el ataque es obra de un «destacamento» del grupo, ha informado el portal de seguimiento de información terrorista SITE.

La explosión, que provocó «una bola de fuego», según aseguraron varios testigos, se produjo en un cubo blanco que estaba dentro de una bolsa de supermercado en un vagón de un tren con capacidad para 865 pasajeros. Este «cubo bomba» fue activado con un temporizador, según informó la emisora BBC citando fuentes sin especificar. Y pudo no detonar del todo, según informan algunos medios británicos.

El Gobierno español no tiene constancia, por el momento, de que haya españoles entre la veintena de heridos que ha ocasionado un atentado. Mark Rowley, jefe de la unidad antiterrorista de Scotland Yard, informó de que el artefacto era de fabricación casera y que miembros de los servicios secretos británicos MI5 colaboran en esta investigación y que los agentes analizan imágenes de cámaras de seguridad.

La Policía británica ha lanzado una amplia operación de búsqueda del responsable o responsables. «Si alguien tiene cualquier información sobre este acto, debería, por favor, llamarnos con urgencia», señaló Rowley a la población londinense, a la que pidió que esté «alerta» aunque «no alarmada».

El artefacto usado en este atentado terrorista será examinado por expertos forenses, que esperan encontrar pistas sobre los responsables una vez se examine el método de fabricación, los productos químicos y el tipo de detonador. Según indicaron varios medios, la bomba de fabricación de casera no llegó a explotar completamente, lo que también podría aportar información adicional a los expertos.

Reunión del comité de emergencia Cobra

La primera ministra británica, Theresa May, informó este viernes de que el Reino Unido mantiene la alerta terrorista en el nivel «grave», el cuarto en una escala de cinco, tras el atentado en el metro de Londres. Tras presidir una reunión del comité de emergencia Cobra, May señaló que el nivel de amenaza actual significa que un nuevo ataque terrorista es «altamente probable», pero no elevó la alerta al último escalón, que prevé un atentado de forma «inminente».

May indicó que el dispositivo casero que provocó una deflagración en un vagón de metro «tenía como objetivo causar un gran daño», y pidió a los ciudadanos que se mantengan «alerta» en el transporte público de la capital británica. «La amenaza terrorista a la que nos enfrentamos es severa, pero trabajando unidos les derrotaremos», dijo May, quien felicitó por su «profesionalidad y valentía» a la policía y los servicios de emergencias. May recalcó que es necesario «tratar no solo con el desafío del terrorismo, sino con el extremismo y el odio que lo provocan».

Por ese motivo, la primera ministra insistió en la necesidad de tomar medidas para atajar la «propaganda extremista» que circula por Internet, además de «asegurarse de que la policía y los servicios de seguridad cuentan con las competencias necesarias» para enfrentarse a los terroristas.

Preguntada por las declaraciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en las que sugiere que los autores del atentado de Londres estaban en el radar de la policía británica, May sostuvo que «especular sobre una investigación en marcha no ayuda a nadie». «La policía y los servicios de seguridad están trabajando para comprender al completo las circunstancias de este cobarde ataque e identificar a los responsables», afirmó. May pidió además a los ciudadanos que tengan imágenes o información del atentado que se pongan en contacto con las autoridades.

Pasajeros llorando y gritando

Testigos del atentado relataron que la gente salía del metro llorando y gritando provocando una estampida por la situación de pánico. Uno de los viajeros, Richard Aylmer-Hall, de 53 años, estaba sentado en el metro de camino al centro de Londres cuando comenzó a darse una situación de pánico alrededor. Vio varias personas heridas tratando de huir y muchas fueron pisoteadas mientras intentaban escapar de la estación.

Al tratar de huir de Parsons Green, muchos de los pasajeros salieron con cortes y magulladuras, por lo que tuvieron que ser atendidos por la ambulancia que acudió al lugar de los hechos.

Otro pasajero, nombrado sólo como Lucas, dijo a la BBC que escuchó «una explosión muy fuerte» y cuando miró hacia atrás parecía haber una bolsa quemada pero en un principio no lo relacionó. «Vi a personas con lesiones leves, quemaduras en la cara, brazos, piernas, pero todos se ayudaban entre si», añadió.

El terrorismo «no vencerá»

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, condenó hoy el atentado perpetrado en la estación de metro de Parsons Green y aseguró que, «como Londres ha demostrado tantas veces antes, el terrorismo no intimidará ni vencerá».

«Nuestra ciudad condena enteramente a esos individuos que intentan usar el terror para hacernos daño y destrozar nuestra forma de vida. Como Londres ha demostrado una y otra vez, el terrorismo no nos intimidará ni nos vencerá», señaló el alcalde.

Además, el alcalde pidió a los londinenses que «mantengan la calma y permanezcan alerta» mientras se esclarecen los hechos.

El Servicio de Ambulancias de Londres desplegó un equipo de respuesta ante sustancias peligrosas en la estación de Parsons Green.

«Hemos enviado múltiples recursos al lugar, incluidos efectivos en coches, personal de ambulancias, oficiales de respuesta ante incidentes y un equipo de respuesta ante sustancias peligrosas», ha explicado en un comunicado la directora adjunta de Operaciones del Servicio de Ambulancias de Londres, Natasha Wills.

Varios ataques terroristas

El Reino Unido ha sufrido este año varios atentados, como el perpetrado el pasado marzo ante el Parlamento de Londres; el del estadio Manchester Arena, al norte de Inglaterra, en mayo; el del Puente de Londres, en junio, y otro, también en junio, en una mezquita del norte de la capital británica.

Pánico, gritos y forcejeos entre los pasajeros que trataban de salir de la estación

Efe
.

«Había mucha gente cubierta de sangre y cojeando. Vi a un tío con la cara cubierta de sangre. Nunca vi algo así», cuenta un testigo

Varios pasajeros han resultado con quemaduras en el rostro por una explosión ocurrida hoy en un tren del Metro de Londres en la estación de Parsons Green, en el suroeste de la capital británica.

Por el momento se desconoce si se trata de un atentado terrorista, pero numerosos pasajeros señalaron que escucharon gritos y forcejeos entre la gente que trataba de utilizar las escaleras para salir de la estación.

«Creo que todos resultaron heridos por el artefacto o lo que pudiera ser», dijo a los medios Richar Aylmer-Hall, un hombre de 53 años que viajaba en un tren cuando se produjo el incidente.

Seguir leyendo

Votación
18 votos
Comentarios

El Estado Islámico reivindica el atentado con un «cubo bomba» en el Metro de Londres