El Congreso de EE.UU. urge a Trump a condenar el racismo y el supremacismo

La resolución es la primera respuesta del Congreso a la violencia racista del 12 de agosto en Charlottesville (Virginia)

.

Washington

El Congreso de EE.UU aprobó hoy por unanimidad una resolución de rechazo a la violencia racista que exhorta al presidente, Donald Trump, a condenar públicamente y combatir el supremacismo blanco y otras formas de odio.

La Cámara de Representantes adoptó por unanimidad esa resolución, ya aprobada por el Senado el lunes también de forma unánime.

La resolución es la primera respuesta del Congreso a la violencia racista del 12 de agosto en Charlottesville (Virginia).

Ese día, un neonazi mató a una mujer e hirió a una veintena de personas al arrollar con su vehículo a los participantes en una manifestación antirracista que protestaba por la presencia de ultraderechistas en Charlottesville.

La resolución aprobada en el Congreso condena «la violencia racista y el ataque terrorista» ocurrido en Charlottesville.

También «rechaza el nacionalismo blanco, el supremacismo blanco y el neonazismo como expresiones de odio y de intolerancia que contradicen los valores que definen al pueblo de Estados Unidos».

En la resolución, el Congreso urge a Trump a «rechazar públicamente los grupos de odio» que adoptan el racismo, el extremismo, la xenofobia, la antisemitismo y el supremacismo blanco«.

Además, urge al presidente y a su Gobierno a «usar todos los recursos disponibles» para «abordar» la «creciente prevalencia de estos grupos de odio en Estados Unidos».

Donald Trump evitó señalar a los ultraderechistas como responsables de lo ocurrido el 12 de agosto al culpar primero a «muchos bandos», aunque pasadas 48 horas de los hechos condenó a neonazis, supremacistas blancos y el Ku Klux Klan, todos presentes en Charlottesville.

El presidente, no obstante, no tardó ni 24 horas en enmendar esa condena al insistir en su teoría de «los dos bandos» y afirmar que «entre los neonazis había gente muy buena».

La resolución aprobada en el Congreso está ahora en la mesa de Trump, que tiene que decidir si la secunda con su firma.

Trump sigue el cortejo a los demócratas y cena con sus líderes

Adriana Rey
.

El presidente negocia con sus rivales la reforma fiscal con la que quiere conseguir su primera victoria legislativa

Donald Trump prosigue con su cortejo hacia el bando demócrata. Con la reforma tributaria como telón de fondo, el presidente invitó este martes a cenar en la Casa Blanca a varios líderes moderados del partido opositor, a quienes el magnate ya se había acercado: el senador demócrata por Virginia Occidental, Joe Manchin, el representante de Dakota del Norte, Heidi Heitkamp y el de Indiana, Joe Donnelly. A ellos se unió una representación republicana formada por Pat Toomey, de Pensilvania, Orrin Hatch, de Utah, y John Thune, de Dakota del Sur, así como el vicepresidente, Mike Pence. El neoyorquino está intentando consolidar un acercamiento que pueda beneficiarle de cara a una negociación de la reforma fiscal con los demócratas y que, de conseguirse, podría suponer su primera gran victoria legislativa.

Seguir leyendo

Votación
3 votos
Comentarios

El Congreso de EE.UU. urge a Trump a condenar el racismo y el supremacismo