La petición de ayuda desesperada de los españoles atrapados en San Martín

«La gente se mata a tiros, a cuchillazos, por una botella de agua o por un trozo de pan», asegura Sara Cerezo tras el paso de «Irma»

Agencias

«La gente se mata a tiros a cuchillazos por una botella de agua por un trozo de pan», este es el desgarrador relato de Sara Cerezo, una odontóloga española de 27 años que reside en San Martín, una de las islas del Caribe arrasada por el paso de Irma. La mujer muestra en un vídeo lo que queda de su casa (totalmente destrozada), en la que se refugiaron cuando pasó el huracán y cómo han quedado el resto de viviendas que había alrededor mientras alerta «estamos vivos hoy pero si no nos sacan de aquí no sé cuanto vamos a aguantar». Junto a ella hay más españoles y asegura que «no podemos estar más tiempo aquí, tienen que venir a por nosotros, tienen que venir a sacarnos», narra con la voz quebrada en una petición de auxilio desesperada. «Necesitamos que nos ayuden, no estamos seguros», asegura.

Ese grito estremecedor de ayuda también lo ha hecho a través de las redes sociales. «Nos roban lo poco que nos queda. La información que os llega no es real. No estamos protegidos», publicaba en su Facebook.

«La gente está desesperada, no hay comida, no hay agua, no hay gasolina, solo les queda matarse entre ellos», continua. «Hay muchísimos muertos, no queda nada, está todo lleno de fallecidos que flotan en las calles, en el mar», sigue explicando en un relato escalofriante por su tremenda dureza. 

En San Martin, una isla que es una parte francesa y otra holandesa, viven al menos una treintena de españoles, a los que el Ministerio de Asuntos Exteriores espera que repatrien en el menor tiempo posible.

El Ayuntamiento de Pozoblanco (Córdoba), lugar de origen de la mujer está «colaborando al máximo con la familia de la joven, en la medida de sus competencias y posibilidades, para buscar la mejor solución posible a la complicada situación que está viviendo», buscando su repatriación. Durante la tarde y la noche de este domingo el alcalde trasladó la situación a responsables de los ministerios del Interior y de Asuntos Exteriores, que a su vez han contactado con autoridades francesas y embajadas responsables de la zona afectada, tanto para conocer al detalle las gestiones que se están realizando para rescatar a los españoles atrapados en la isla, como para demandar que se impulsen acciones urgentes encaminadas a una feliz resolución del problema en el caso particular de Sara Cerezo Miranda.

La preocupante situación en San Martin

El presidente francés, Emmanuel Macron, viajará el lunes por la noche a la isla de San Martín, una de las más afectadas por el paso del huracán Irma, en momentos en que crece la polémica en Francia sobre la gestión de esta catástrofe. «Estaré el martes en San Martín y San Bartolomé junto a nuestros compatriotas afectados y a los servicios movilizados», anunció Macron en un tuit el domingo por la noche.

El huracán Irma dejó al menos diez muertos y siete desaparecidos en las islas francesas del Caribe. En medio de ruinas y saqueos, se alzaron voces críticas en París sobre una presunta falta de prevención del gobierno para hacer frente a esta catástrofe anunciada. La presidenta del ultraderechista Frente Nacional, Marine Le Pen, denunció el sábado que el gobierno «no anticipó nada» y que los recursos desplegados fueron «insuficientes». En la misma línea, el líder del partido de extrema radical Francia Insumisa, Jean-Luc Mélenchon, exigió el domingo la habilitación de una comisión de investigación parlamentaria sobre la gestión preventiva de la catástrofe.

Frente a las críticas, la ministra de Ultramar, Annick Girardin, quien viajó la semana pasada a las Antillas, aseguró que el «Estado estuvo a la altura». «Cada uno hizo lo que tenía que hacer», señaló Girardin. «Más de 1.000 personas fueron desplegadas inmediatamente», señaló el portavoz del gobierno, Christophe Castaner, mientras que Macron dijo el sábado en Twitter que los efectivos militares y policiales fueron multiplicados por dos para «reforzar rápidamente la seguridad de los afectados».

El lunes se mantendrá en París una reunión interministerial para definir «un plan de sobre los temas de salud, vivienda y reconstrucción», en estas islas en donde los daños podrían ascender a 1.200 millones de euros. El ministro francés de Interior, Gérard Collomb, anunció «una decena de arrestos» por pillajes en la parte francesa de la isla de San Martín tras el paso del huracán Irma y afirmó que con el refuerzo del dispositivo de seguridad habrá allí cerca de 2.000 agentes de las fuerzas del orden. Collomb, en una entrevista al canal de televisión «France 2», se defendió de las críticas de la oposición por la tardanza del Gobierno en la puesta en marcha de medidas de ayuda a la población de San Martín y de la de San Bartolomé tras la destrucción causada por Irma. «Tomamos desde el principio las buenas decisiones. Los ciclones no son una ciencia totalmente exacta», señaló antes de precisar que si antes del huracán había en San Martín 1.100 personas de los servicios del Estado, ahora son 2.000. «Vamos a organizar -aseguró- algo parecido a la vuelta a la normalidad en la isla. Vamos a reconstruir la sanidad, la vivienda» y «definir un plan para reconstruir San Martín».

Sobre la cuestión de los pillajes, que han proliferado en un contexto de ausencia de servicios básicos como electricidad y teléfono, y de destrucción material de las principales infraestructuras y de muchas de las viviendas, el ministro estimó que «el número de fuerzas desplegadas hoy en San Martín es considerable».

Según los datos comunicados este lunes por la ministra de Sanidad, Agnès Buzyn, en una entrevista a la emisora «RTL», se llevan contabilizadas «once o doce muertes» en ese territorio francés del Caribe, aunque añadió que hay que ser «prudente» con las cifras porque no son definitivas. 

Al menos diez muertos en Cuba tras el paso de «Irma»

Efe
Cuba azotada por el «Irma» Varios turistas se quedan atrapados en la isla

Más de 6,2 millones de hogares y negocios sin electricidad en Florida mientras el huracán sigue debilitándose tras su devastadora trayectoria

Al menos diez personas han muerto en Cuba como consecuencia de los efectos del huracán Irma, según informaron fuentes del Estado Mayor de la Defensa civil cubana. La mayoría de las personas fallecieron a causa de derrumbes en los edificios, siete de ellas en La Habana, aunque el huracán también provocó fuertes inundaciones en la costa norte del país. En un mensaje dirigido a la población, Raúl Castro apeló al «espíritu de resistencia y victoria de los cubanos» tras el paso del «devastador» huracán, que causó «severos daños» al país, según el comunicado publicado en el diario oficial Gramma. Castro destacó que en estas circunstancias «ha primado la unidad de los cubanos, la solidaridad entre los vecinos y la disciplina ante las orientaciones emitidas por el Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil». En el mensaje dirigido a los cubanos Castro precisó que el ciclón ha causado «afectaciones en las viviendas, el sistema electroenergético y la agricultura», y además golpeó algunos de los «destinos turísticos» de la isla. Estas zonas turísticas serán recuperadas «antes del inicio de temporada alta» en noviembre, precisó Castro.

Seguir leyendo

Votación
5 votos
Comentarios

La petición de ayuda desesperada de los españoles atrapados en San Martín