Londres quiere evitar los visados a los europeos tras el «brexit»

Los ciudadanos de la UE necesitarían un permiso para trabajar

.

Londres / Corresponsal

El Gobierno británico planea mantener los viajes sin visado al Reino Unido para los turistas de la Unión Europea que quieran visitar la isla tras el brexit, si bien si estos quieren quedarse para trabajar, estudiar o residir tendrán que solicitar un permiso.

Desde el Ministerio del Interior británico apuntan a que la gestión de la migración es tanto para controlar el acceso al trabajo y las ayudas sociales, como para controlar las fronteras, según informó ayer la BBC, advirtiendo de que podría darse una «puerta trasera» entre los que quieren quedarse más tiempo o conseguir trabajo sin estar en posesión de un visado.

«Las propuestas para el futuro sistema de inmigración para los ciudadanos de la UE se publicarán a su debido tiempo», advirtieron desde el departamento que dirige Amber Rudd, si bien la primera ministra Theresa May advirtió hace semanas de que la actual libre circulación terminará y que habrá normas de inmigración para los comunitarios.

«Ninguno de los que votaron por dejar la UE esperaba que el brexit significase que el Reino Unido perdería el control de la inmigración, pero eso es exactamente lo que el Gobierno propone», decía ayer Ben Bradshaw, diputado laborista miembro de la campaña de Open Britain, contraria a un brexit duro. Mientras, desde el grupo de presión Migration Watch valoraron la citada propuesta como «sensible y proporcionada», pero advirtieron de que el Gobierno tendrá que gastar más dinero en su aplicación.

Por el momento, el Reino Unido ya acepta a turistas sin necesidad de visado de 56 países diferentes, como por ejemplo Estados Unidos, dándoles acceso a una estancia de hasta seis meses. Sin embargo, no les está permitido trabajar, estudiar o establecerse.

Desde la prensa ya advierten de la reciprocidad que tendrán los británicos que vayan a otros países del bloque común, además de advertir de la carga que supondrá para las autoridades vigilar y comprobar el estatus de la gente, pronosticando que los que terminarán haciéndolo serán los responsables sanitarios cuando tengan que atender a europeos en los hospitales, los empleados de los bancos cuando se encuentren con clientes que quieran abrir una cuenta bancaria o los hosteleros que quieran contratar a mano de obra europea.

Votación
12 votos
Comentarios

Londres quiere evitar los visados a los europeos tras el «brexit»