Venezuela, ¿para qué las elecciones regionales a gobernadores?

Maduro no parece darse por aludido del rechazo interno y externo a su pantomima de Asamblea Nacional Constituyente (ANC) que acaba de echar a andar y sigue sacando conejos de la chistera para distraer al personal. El último, la convocatoria de elecciones a gobernadores en los 23 estados federales -la versión venezolana de las autonómicas españolas- para el próximo octubre

.

A CORUÑA

¿Para qué esta puesta en escena en un país donde la democracia real brilla por su ausencia desde hace casi dos décadas? Aunque puede que sea un fuego de artificio más para seguir en su huida hacia adelante, no faltan elementos `para pensar que también existen otras aviesas intenciones, fundamentalmente la de provocar disensiones en el seno de una oposición en la que cada uno es de su padre y de su madre y en la que hay unos cuantos que están ansiosos por tocar poder.

Las regionales, en las que se eligen 23 gobernadores, se celebraron por primera vez el 3 de diciembre de 1989. Inicialmente eran por tres años y se elegían de forma nominal y directa los gobernadores, alcaldes y concejales, pero la constitución de 1999 separó las regionales de las municipales.

Las que se acaban de convocar estaban inicialmente previstas para finales de 2016, de acuerdo al plazo que fija la Constitución con mandatos de 4 años. Sin embargo, el pasado octubre, el Consejo Nacional Electoral informó que se realizarían a finales del primer semestre de 2017, según el cronograma que presentó.

La oposición entra a trapo

La ANC el pasado viernes las convocó para octubre y fijó un plazo de 48 horas para inscribirse. La coalición opositora agrupada en la MUD, una vez superadas las disensiones internas, después de que el viejo adeco Ramos Allup se subiese al carro sin consultar con nadie, optó mayoritariamente por entrar al trapo, para no darle el partido por ganado sin jugarlo, como ocurrió en las parlamentarias de 2005.. Así lo confirmó el dirigente de Causa R Andrés Velásquez. No vamos a dejar ningún terreno, ni ningún rin solo", aseguró, no participar en las votaciones sería una forma de convalidar y fortalecer la dictadura”.

Dentro de la oposición, una vez más, la nota discordante la puso María Corina Machado, quien dijo que participar en las elecciones en Venezuela equivale a reconocer la legitimidad del gobierno de Nicolás Maduro. Una vez más, amaga con salirse de la MUD.

Como quiera que si al final se celebran las elecciones, el chavismo-madurismo, sabe que con un pucherazo de los habituales las tiene perdidas en la gran mayoría de las 20 gobernaciones que controla en la actualidad, ya están empezando a enseñar sus armas y marramucias.

Así, a Henrique Capriles, gobernador del Estado de Miranda, firme partidario de no quedarse fuera de juego, ya lo inhabilitaron hace meses por vía administrativa para postularse a la reelección. Diosdado Cabello, en su condición de miembro de la ANC y doberman del madurismo, ya anunció en la noche de este miércoles que no basta con inscribirse para ser candidato: también se necesita un "certificado de buena conducta" expedido por este cuerpo legislativo.

Dos días antes, el Consejo Nacional Electoral (CNE) informó que la Mesa de la Unidad Democrática no podrá inscribir candidatos en siete de los 23 estados: Zulia, Apure, Monagas, Bolívar, Trujillo, Aragua y Carabobo. Según el órgano que ostenta nominalmente el poder electoral, esta determinación obedece a "decisiones acordadas por juzgados de esos estados, relacionadas con juicios que se vienen adelantando desde el año pasado".

 Votaciones, no elecciones

Con este panorama en octubre, en el mejor de los casos, habrá votaciones, pero no elecciones, porque solo habrá candidatos de un color, con algún florero de adorno para intentar dar el pego.

Mientras tanto, con un poco de suerte, a lo mejor surge otro conflicto en alguna parte del mundo que concentre la atención de la comunidad internacional. Pero el tiempo pasa, los que logren resistir la represión y el hambre tendrán que concentrar sus fuerzas en seguir sobreviviendo y la cleptocracia de la robolución bolivariana se va forjando un hueco en el capítulo más vergonzante la historia contemporánea

Votación
4 votos
Comentarios

Venezuela, ¿para qué las elecciones regionales a gobernadores?