Tres muertos y más de 20 heridos en el atropello masivo durante una protesta antifascista en EE.UU.

El suceso ocurrió poco después de que el gobernador de Virginia declarase el estado de emergencia en la ciudad. Otras dos personas habrían perdido la vida tras estrellarse un helicóptero de la Policía que vigilaba los enfrentamientos

Caos en Virginia tras los enfrentamientos entre supremacistas blancos y antifascistas Los altercados comenzaron la noche del viernes, en el preludio de una protesta convocada para este sábado

Al menos una persona han muerto y más de una veintena han resultado heridas este sábado al resultar atropelladas por un coche durante una marcha antifascista en la ciudad de Charlottesville (Virginia), escenario de fuertes tensiones en las últimas horas por una cancelada marcha de supremacistas blancos, según han informado fuentes del Centro Médico de la Universidad de Virginia al New York Times.

El suceso ocurrió poco después de que el gobernador de Virginia, Terry McAuliffe, declarase el estado de emergencia en la ciudad, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, condenase «todo lo que representa el odio». «Múltiples heridos tras colisión de varios vehículos. Varios peatones golpeados», indicaron las autoridades locales a través de la cuenta de Twitter de la ciudad de Charlottesville. 

Una de las muertes se produjo cuando un automóvil arrolló premeditadamente a un grupo de opositores a la manifestación y las otras dos al estrellarse un helicóptero policial. En rueda de prensa, el gobernador de Virginia, Terry McAuliffe, señaló que al fallecido en el atropello de manifestantes opuestos a la marcha en el centro de la ciudad había que sumar un piloto y un pasajero de un helicóptero de la policía estatal que se estrelló a las afueras de Charlottesville.

«Estamos tratando lo sucedido como una investigación por homicidio criminal», dijo a los periodistas Al Thomas, inspector de policía de la ciudad, quien no comentó las circunstancias del accidente del helicóptero.

A última hora de la noche las autoridades estadounidenses acusaron formalmente de asesinato en segundo grado a James Alex Fields Jr., de 20 años y natural de Ohio, como presunto autor del atropello. Fields, de raza blanca, fue detenido poco después de arrollar a un grupo de personas que protestaban contra la marcha de blancos supremacistas «Unir a la derecha» que tuvo lugar esta mañana en la ciudad, y donde se produjeron violentos choques entre manifestantes y opositores a ellos.

El joven veinteañero, residente en Maumee (Ohio), se encuentra detenido en la cárcel del condado de Albermarle-Charlottesville. Thomas aseguró que el atropello fue un acto premeditado. Fuentes hospitalarias del Centro Médico de la Universidad de Virginia confirmaron que hubo un fallecido como consecuencia del atropello y 19 heridos que estaban recibiendo tratamiento médico.

Agregaron que al parecer otras 15 personas resultaron heridas en los choques violentos de la mañana del sábado.

En una breve comparecencia, el presidente estadounidense, Donald Trump, reprobó los violentos hechos ocurridos en la ciudad de Charlottesville, sede de la Universidad de Virginia y situada a algo más de 300 kilómetros al suroeste de Washington. «Condenamos en los términos más contundentes esta atroz muestra de fanatismo, racismo y violencia por múltiples partes. Múltiples partes», indicó Trump en una declaración desde Bedminster (Nueva Jersey, EEUU), donde pasa sus vacaciones de verano.

El suceso ocurrió cerca de las 13.00 hora local (19.00 hora peninsular española), poco después de que el gobernador McAuliffe declarara el estado de emergencia en la ciudad por los enfrentamientos. Trump matizó, no obstante, que «esto ha estado sucediendo por mucho tiempo en nuestro país - no con Donald Trump, no con Barack Obama» y «no tiene cabida en EE.UU.».

El mandatario no hizo referencia expresa a los supremacistas blancos que organizaron el acto, pese a que la marcha contó entre sus participantes con conocidas figuras de la derecha nacionalista estadounidense, como David Duke, antiguo líder del Ku Klux Klan. «Vamos a cumplir con las promesas del presidente Donald Trump y retomar el país», dijo Duke en declaraciones recogidas por la CNN momentos antes de conocerse el mortal atropello.

La polémica concentración «Unir a la derecha» se organizó en protesta por la retirada de una estatua homenaje al general confederado Robert E. Lee, quien lideró a las fuerzas sureñas durante la Guerra Civil estadounidense (1861-1865), y que ya generó choques violentos el viernes por la noche en el campus universitario de la ciudad.

La manifestación ha sido descrita como «el mayor encuentro de odio de su clase en décadas en EE.UU.» por el Southern Poverty Law Center, un grupo que investiga a los que fomentan la violencia racial.

Jason Kessler, organizador del evento, había subrayado en un comunicado que se trataba de defender la Primera Enmienda de la Constitución que protege la libertad de expresión y respaldar a «los grandes hombres blancos que están siendo difamados, calumniados y derribados en Estados Unidos». Marchas y protestas similares a la de Charlottesville han tenido lugar durante los últimos meses en otros lugares del sur del país donde las autoridades decidieron retirar simbología confederada.

¿Quiénes son los supremacistas blancos?

Tania Brandariz / O. S.
Agresiones entre supremacistas blancos y antifascistas en Charlottesville

Tras las violentas manifestaciones que acabaron con más de 20 heridos y se cobraron la vida de tres personas, surge la duda de quién está realmente detrás de ellas

La violenta manifestación «Unir a la derecha» entre supremacistas blancos y antifascistas en Charlottesville (Virgina) -que acabó con más de 20 heridos y tres muertos y que obligó al gobernador Terry McAuliffe a declarar estado de emergencia- incita a pensar cuál es el origen y de dónde ha salido este grupo llamado Alt-right, cuya intención es rehacer el concepto de racismo en su máximo explendor. Con ello, lo que buscan es recuperar todos esos «privilegios» que han ido quedando, con esfuerzo, en el pasado. Y es que algunos blancos, con el movimiento por los derechos civiles y el empuje por el multiculturalismo, se han visto delante de una nación que, resulta, no se construye solo alrededor de su propia identidad. Pero, ¿quiénes son y por qué aparecen ahora?

Seguir leyendo

La negativa de Trump a condenar la marcha supremacista dispara las críticas

La Voz
.

Republicanos y demócratas atacan la falta de reacción del Gobierno en Virginia

Los asesores de Donald Trump en la Casa Blanca trabajaron este domingo a destajo para intentar apagar cuanto antes el incendio causado por la tibieza del presidente con los convocantes de la marcha supremacista de Virginia, que saldó con la muerte de tres personas, decenas de detenidos, centenares de heridos y una pésima imagen de Estados Unidos en todo el mundo por el florecimiento de banderas nazis en sus calles.

Después de doce horas de críticas de republicanos, como Marco Rubio, demócratas, que salieron en tromba contra el magnate, y organizaciones como el Congreso Mundial Judío cargaran contra Trump por no condenar el «terrorismo supremacista» registrado en las calles de Charlottesville (Virginia), la Casa Blanca emitió un comunicado este domingo a mediodía en el que matizaba las palabras del presidente, que se había referido a las peleas y al brutal atropello como «atroz muestra de fanatismo» y hablaba de «indignante despliegue de odio por todas las partes», sin mencionar de forma expresa a los convocantes.

Seguir leyendo

Votación
12 votos
Comentarios

Tres muertos y más de 20 heridos en el atropello masivo durante una protesta antifascista en EE.UU.