Los civiles heridos y enfermos en Raqa, atrapados sin asistencia sanitaria

Cerca de 50.000 personas no tienen acceso a atención médica de urgencia en la ciudad


REDACCIÓN / LA VOZ

Raqa es cada vez más peligrosa para su población. Cerca de 50.000 personas no tienen acceso a atención médica de urgencia en el último bastión del califato en Siria, según denunció ayer Médicos sin Fronteras (MSF).

En plena ofensiva de la coalición internacional para recuperar la urbe, en manos del Estado Islámico desde hace tres años, decenas de miles de heridos y enfermos permanecen sitiados a la espera de asistencia médica. Según declaró a EFE el responsable de la misión en Raqa de MSF, Robert Onus, «la mayoría de los heridos son por explosiones de artefactos y bombardeos, mientras que un 35 % son por disparos, muchos de ellos cuando intentaban huir».

La organización desconoce si el Hospital Nacional u otros centros médicos privados siguen activos. Para acceder a la atención de MSF, la población debe llegar primero a las afueras de la ciudad, atravesando un peligroso camino lleno de francotiradores y fuego de mortero.

MSF tiene un hospital situado a 100 km al norte de Raqa, además de otras instalaciones médicas en Kobane y Menbij. También cuentan con un puesto avanzado al norte de Raqa para atender a los heridos de mayor gravedad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los civiles heridos y enfermos en Raqa, atrapados sin asistencia sanitaria