Las municipales italianas refuerzan a Berlusconi y penalizan a Matteo Renzi

El centro derecha consiguió hacerse con las alcaldías de dos bastiones tradicionales de la izquierda: Génova y Sesto San Giovanni


roma / corresponsal

La segunda vuelta de las elecciones municipales parciales en Italia premió al centro derecha de Silvio Berlusconi y penalizó al Partido Democrático de Matteo Renzi, que resultó el gran derrotado de la jornada. El ex primer ministro reconoció los malos resultados, que achacó a las diferencias en el interior del partido y que han llevado a la escisión de un grupo de destacados militantes.

Para el centro derecha ha sido un triunfo en toda regla, sobre todo porque consiguió hacerse con las alcaldías de dos bastiones tradicionales de la izquierda: Génova y Sesto San Giovanni, ciudad del área metropolitana milanés. En la primera Marco Bucci, que contó con el apoyo de los electores del Movimiento 5 Estrellas, rompió con 25 años de gobierno ininterrumpido de la izquierda. En Sesto San Giovanni es la primera vez, desde 1946, que el ayuntamiento estará controlado por la derecha. Al frente ahora estará Roberto Di Stefano de Forza Italia. También en L’Aquila se cierra una etapa. El sucesor de Massimo Cilente, el alcalde del PD que luchó por la reconstrucción de la ciudad tras el terremoto, será Pierluigi Biondi, de Forza Italia, que superó en votos a Americo Di Benedetto del PD.

Un triunfo para Silvio Berlusconi que en estas elecciones acudía en coalición con la Liga Norte de Matteo Salvini y Hermanos de Italia de Giorgia Meloni. «Los triunfos en ciudades tradicionalmente rojas tienen un gran valor», declaró mientras atribuía a la unión de las fuerzas de derecha el triunfo del domingo. También estaba exultante Matteo Salvini que en un tuit se decía dispuesto para gobernar el país. Los buenos resultados ponen ahora en el tapete el liderazgo de la coalición con vistas a unas próximas elecciones generales y que tanto Berlusconi como Salvini reclaman.

La baja participación en esta segunda vuelta, que ha sido del 60,1 %, y la ausencia de candidatos del Movimiento 5 Estrellas que ya habían sido eliminados en la primera ronda, penalizaron al centro izquierda. El partido de Renzi ha perdido 9 capitales de provincia de las 16 que tenía con respecto a 2013 y en las que se celebraban elecciones. Ha conservado ciudades como Taranto o Lucca, mientras destaca la conquista de Padua donde Sergio Giordani se ha impuesto a Massimo Bitonci, del centro derecha. Las voces críticas con Matteo Renzi no han tardado en hacerse sentir. El primero Andrea Orlando, ministro de Justicia y su rival en el reciente congreso del partido, quien no dudó en calificar como «derrota» los resultados.

Federico Pizzarotti, que en el 2012 llegó a la alcaldía de Parma con M5E y que más tarde abandonó por discrepancias con Beppe Grillo, consiguió la reelección con el 57,9 % de los votos. En Sicilia Trápani no ha elegido alcalde ya que el único candidato que se presentaba, Pietro Savona de izquierda, no consiguió el cuórum necesario.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las municipales italianas refuerzan a Berlusconi y penalizan a Matteo Renzi