Al menos doce muertos en un gran incendio en un torre residencial en Londres

Otras 74 personas están heridas, 20 en estado crítico, tras arder la mayor parte del inmueble. En el edificio viven muchas familias jóvenes. Se cree que hay atrapados en su interior. Adultos lanzaron a niños por las ventanas para salvarlos del fuego. Exteriores pide a los españoles que viven en la zona del incendio que hablen con sus familiares

Enormes llamas devoran un edificio residencial de Londres De arriba abajo el fuego convirtió en un infierno esta torre residencial en la que viven unas 500 personas

Londres

La cifra de personas fallecidas en el incendio que se ha desatado este miércoles de madrugada en la torre de viviendas Grenfell, ubicada en la localidad londinense de Kensington, ha aumentado a doce, según ha informado la Policía, al tiempo que ha alertado de que numerosas personas siguen desaparecidas, por lo que el balance de víctimas podría aumentar.

«Puedo confirmar que hay doce muertos (...) y creemos que este número va a aumentar trágicamente», ha dicho el comisario de la Policía Metropolitana Stuart Cundy en declaraciones a los medios de comunicación.

Bomberos, por su parte, ha indicado que hasta ahora ha logrado rescatar a 65 personas con vida del edificio de apartamentos, si bien sospecha que podría haber más gente atrapada.

«Va a ser una operación larga, no solo hoy, no solo esta noche», ha avanzado el jefe policial, según informa la cadena pública BBC. Más de 200 efectivos han sido desplegados para combatir el fuego en Grenfell.

.

Más de 250 bomberos, un centenar de médicos y otros cien policías se desplazaron durante la madrugada al edificio siniestrado, en el que aún continúan las tareas de búsqueda y rescate,

.

La comisionada del Departamento de Bomberos de Londres, Dany Cotton, ha dicho que los primeros equipos de bomberos llegaron al lugar seis minutos después de ser avisados del incendio y ha reiterado que se desconocen las causas que han originado las llamas. «Este es un incidente sin precedentes. En mis 29 años de servicios con los bomberos nunca he visto nada como esto. Los bomberos están trabajando mucho en este momento», ha señalado.

La Policía acordonó inicialmente el edificio ante el miedo a que se pudiera derrumbar, aunque un ingeniero experto en estructuras comprobó el estado del inmueble esta mañana local y dio luz verde a los equipos de rescate para continuar con sus labores en el interior.

El líder del distrito de Kensington y Chelsea, Nick Paget-Brown, ha declarado que en el momento en que comenzó el incendio, en el edificio habría «centenares de personas», si bien ese número aún no ha sido confirmado por las autoridades.

A salvo dos familias gallegas

Acogidos en la cercana casa de otros gallegos, las dos únicas familias de la comunidad que vivían en la Torre Grenfell tratan de reponerse tras haber logrado salir ilesos del voraz incendio. Ambas han perdido todos sus bienes, pero por teléfono confirman que se encuentran todo lo bien posible tras una situación traumática como la que les ha tocado sufrir. Salieron del edificio en llamas mientras el fuego arrasaba sus casas en las plantas 7 y 130.

El Ministerio de Asuntos Exteriores, a través del consulado general en Londres, ha pedido a los españoles que viven en la zona del incendio -entre el barrio de Kensington y Notting Hill- y a posibles afectados o sus conocidos que se pongan en contacto con sus familiares para informar de su estado.

«Se ruega personas viven en la zona y posibles afectados, o sus conocidos, se pongan en contacto con sus familiares», ha escrito el Consulado español en su cuenta de Twitter.

Además, ha dado a conocer el teléfono de emergencia del Consulado de España en Londres: 07712764151.

En su cuenta de Twitter, la Policía Metropolitana de Londres (MET) confirmó que los servicios de emergencia atendieron a «numerosas personas» por heridas de diversa gravedad e inhalación de humo, al tiempo que se intenta rescatar a las que todavía siguen en el interior de la torre. 

Adultos lanzaron a niños por las ventanas para salvarlos

.

El incendio se inició sobre la 02.15 hora española por causas que por el momento se desconocen. El inmueble cuenta con cerca de 120 apartamentos, en el que viven cerca de 500 personas, muchas de ellas familias jóvenes, como puntualizaron los residentes que pudieron huir del siniestro. Scotland Yard ha puesto a disposición un teléfono de emergencia para aquellos que no puedan comunicarse con amigos o familiares. 

Testigos presenciales han aclarado que varios adultos lanzaron a niños pequeños desde las ventanas de la Torre Grenfell en un aparente intento por salvarles del incendio. Un bebé, de hecho, se salvó tras ser arrojado por una mujer desde el noveno o décimo piso del bloque, explicó una vecina, Samira Lamrani, quien también relató como, desde la calle, podía ver «a gente en las ventanas, golpeando frenéticamente y gritando».

La misma testigo narró cómo la gente que se agolpaba en las inmediaciones del bloque de pisos trataba de «tranquilizar» a las personas que se «asomaban y chillaban» por las ventanas.

«Podía ver la muerte en sus miradas», sostuvo, antes de añadir que «los gritos, especialmente de los niños» se le quedarán «grabados durante mucho tiempo».

Otra testigo de la tragedia, una residente del edificio llamada Zara, detalló cómo vio también a otra mujer arrojar a su hijo, de unos cinco años, desde una ventana del «quinto o sexto piso». «Creo que el niño tiene algunos huesos rotos y moratones pero que está bien», manifestó.

Otro testigo, Jody Martin, presenció como uno de los residentes del bloque «saltó hacia la calle» desde una de las ventanas, y cómo otra mujer «agarraba a su bebé por la parte exterior de la ventana».

«Yo les gritaba que salieran y ellos me decían que no podían abandonar sus pisos, que el humo era demasiado intenso en los pasillos», agregó.

Denuncian que no saltaron las alarmas de incendio obligatorias

Algunos residentes que han escapado con vida han denunciado que en ningún momento saltaron las alarmas de incendio obligatorias. Uno de los residentes del bloque siniestrado, Paul Munakr, que vive en el séptimo piso y logró escapar de las llamas, declaró a la cadena pública BBC que, en el momento en que se desató el fuego, no se escuchó en el interior del edificio «la alarma antiincencios».

Munakr relató que le alertó el sonido de las sirenas de los bomberos y las personas que, desde la calle, gritaban: «No salten, no salten».

«Sinceramente, no sé si hubo personas que saltaron desde las ventanas para escapar del fuego pero para mí, lo principal en este incidente, es que las alarmas antiincendios no saltaron dentro del edificio», lamentó.

La constructora defiende que el edificio cumplía la legalidad

La empresa de construcción que en el 2016 se encargó de rehabilitar el bloque de pisos incendiado hoy en Londres, construido originalmente en 1974, asegura que el edificio «cumplía todos los estándares» de seguridad.

«Rydon completó las reformas del edificio en el verano de 2016 para la Organización de gestión de residentes de Kensington y Chelsea (el administrador de la finca) en nombre del Ayuntamiento, de acuerdo a todas las regulaciones de control de construcción y de incendios y de los estándares de seguridad», afirmó en un comunicado.

La empresa, que efectuó las obras de revestimiento del exterior del edificio y la instalación de nuevas ventanas por unos 9,7 millones de euros, expresó su conmoción por el «devastador» incendio y se ofreció a colaborar con las autoridades que investigan sus causas.

Un portavoz de la asociación de residentes de la Torre Grenfell, David Collins, ha asegurado a la cadena pública BBC que los vecinos habían comunicado a los administradores de la finca y al Ayuntamiento sus temores en torno a la seguridad. «Informamos varias veces de nuestras inquietudes, entre ellas relativas a la seguridad contra incendios, que finalmente no se investigaron durante las obras de rehabilitación», manifestó.

Collins dijo que a los vecinos les preocupaba «la ubicación de los calentadores, las rutas de escape, la iluminación de las salidas de incendio, y la lista continúa...» «Hablé con los concejales y no quisieron investigarlo», aseguró este vecino.

Collins explicó que «un 90 % de los residentes firmó una petición pidiendo que se investigara a la organización que administra este edificio por su incompetencia, pero el Ayuntamiento la rechazó».

Previamente, el Grupo de Acción de Grenfell, que vela por los edificios de protección oficial y los servicios públicos del barrio de Kensington y Chelsea, colgó un mensaje en su blog en el que dice que también había alertado a las autoridades y sus «advertencias cayeron en oídos sordos». «Los lectores regulares del blog sabrán que en los últimos años hemos colgado numerosas advertencias sobre los pobres estándares de seguridad contra incendios en la Torre Grenfell y, en general, en todo el barrio», señaló la organización.

«Predijimos que una catástrofe como ésta era inevitable y solo cuestión de tiempo», añadió. 

La zona, acordonada

El bloque afectado está situado en North Kensington, la zona más deprimida y con más vivienda social -que se ofrece a las personas sin recursos- del barrio de Kensington y Chelsea. La torre, construida en 1974, se reformó el pasado año, según apuntaron los arquitectos que llevaron a cabo el proyecto en medios locales.

Las calles situadas en los alrededores del edificio afectado han sido acordonadas y los residentes de los alrededores evacuados como medida de precaución. A los londinenses se les ha pedido evitar la zona, ubicada al noroeste de Hyde Park.

Las primeras imágenes del incendio mostraron a gente con linternas que se movía por los pasillos del bloque, algunas lanzando señales de socorro, a las que les resultaba imposible abandonar la torre envuelta en llamas.

El alcalde de Londres dice que darán «respuestas» sobre el origen del fuego

.

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, calificó de «grave incidente» el suceso. Además, y después de que varios vecinos denunciasen que temían «un desastre» en el edificio incendiado de Londres, el regidor ha aclarado que se obtendrán «todas las respuestas». 

En una declaración a los medios, el edil laborista elogió la «gran respuesta» de los bomberos, que acudieron a sofocar el fuego «en menos de seis minutos» y dijo que ahora las autoridades se «centran» en las labores de «búsqueda y rescate» en el inmueble siniestrado, de 24 plantas, donde aún quedan personas atrapadas.

«En los próximos días surgirán muchas preguntas sobre la causa de esta tragedia y quiero asegurar a los londinenses que obtendremos todas las respuestas», apuntó el político sobre el suceso.

Votación
14 votos
Comentarios

Al menos doce muertos en un gran incendio en un torre residencial en Londres