May promete a su partido sacarlo del lío en que lo metió

La reunión con los diputados conservadores parecía vital para el futuro de la primera ministra


londres / corresponsal

«Soy la persona que os metió en este lío y soy la que nos sacará de él», afirmó ayer la primera ministra británica, Theresa May, en una reunión de su grupo parlamentario, en la que se mostró muy preocupada por los compañeros que perdieron sus escaños y les pidió disculpas varias veces por la pérdida de la mayoría absoluta. Al mismo tiempo, confirmó que retrasa la presentación en Westminster del programa legislativo, conocido popularmente como «el discurso de la reina».

La reunión con los diputados conservadores parecía vital para el futuro de May, cuyo liderazgo se tambalea por las duras críticas que han emitido varias figuras relevantes de su partido. El primero que salió a apoyarla fue el recién renombrado ministro de Exteriores, Boris Johnson, quien habló de una «actuación increíble» y llamó a «la unión del equipo para tirar hacia delante». Pese a ello, muchos sospechan que Johnson está tramando una jugada para hacerle la cama.

«Para una líder que se encuentra en una situación difícil, lo hizo genial, reconoció los retos a los que se enfrenta y se echó la culpa de todo, con lo que fue muy bien recibida», dijo uno de los presentes en la reunión de los tories, conocida popularmente como comité 1922. Otro explicó que no hubo rastro de «Maybot», término usado por la prensa británica y surgido de la mezcla de May y robot, por su repetición constante de «fuerte y estable» durante la campaña electoral.

Los conservadores se centran hoy en una reunión clave en Londres con la líder del Partido Unionista Democrático norirlandés (DUP, por sus siglas en inglés) para negociar las claves de su apoyo parlamentario con diez diputados, pero el acuerdo no estaría listo para que la reina pueda dar su discurso el lunes. Hay que recordar que se escribe a mano en papel de pergamino y requiere varios días para que la tinta se seque y quede garantizada su preservación los próximos 500 años.

Desde Stortmont, el líder del Sinn Féin, Gerry Adams, advirtió de que un acuerdo entre los tories y el DUP «no sería beneficioso» para la gente de Irlanda del Norte, pero tampoco para la economía, los servicios públicos y el actual estatus especial dentro de la UE. Precisamente ayer se reanudaron los contactos entre el Sinn Féin y el DUP para formar un gobierno de coalición en Irlanda del Norte y evitar la anulación de la autonomía norirlandesa, tal y como recogen los Acuerdos del Viernes Santo que pusieron fin a décadas de conflicto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

May promete a su partido sacarlo del lío en que lo metió