Bruselas propone crear un fondo europeo de defensa con hasta 40.000 millones de euros

La UE ve «ineludible» el esfuerzo para plantar cara a la amenaza rusa, al terrorismo yihadista y a los ciberataques


bruselas / corresponsal

La UE mueve ficha y lo hace con prisas. La llegada de Donald Trump a la Casa Blanca ha sido el catalizador definitivo para empujar a los 27 (sin Reino Unido) hacia una mayor y más estrecha cooperación en el terreno de la seguridad y la defensa con el objetivo de no quedarse rezagados. Son exigencias del guion. El escenario y los actores han cambiado. Bruselas ve «ineludible» el esfuerzo para plantar cara a la amenaza rusa que se cierne sobre el flanco oriental europeo, el terrorismo yihadista que golpea sistemáticamente a Europa y los ciberataques que han demostrado poder poner en jaque a cualquier nación. Por eso la Comisión Europea propuso ayer a los 27 crear un fondo europeo de defensa común financiado con fondos comunitarios y nacionales. Podría movilizar cerca de 40.000 millones de euros a lo largo de la próxima década. «Ahora más que nunca los europeos tienen que asumir mayores responsabilidades en su propia seguridad», justifica el Ejecutivo de Juncker.

Bruselas quiere evitar duplicidades y ganar eficiencia en el gasto. No es para menos. Según sus cálculos, los 27 podrían ahorrarse hasta un 30 % si coordinasen sus inversiones en tecnología militar y sus compras de material. Las pérdidas anuales oscilan entre los 25.000 y los 100.000 millones de euros. Es el coste de no unir fuerzas. «Existe una cantidad abrumadora de argumentos económicos e industriales» que justifican este paso, aseguró el vicepresidente Jyrki Katainen.

Más suerte ha corrido el cuartel militar europeo. El centro ya está operativo y desde hoy ya se podrán lanzar misiones, no de batalla sino de entrenamiento, en terceros países. No fue fácil. Tuvo que adoptar el nombre eufemístico de «capacidad de planificación y conducción militar» para superar el veto que mantuvo durante meses Reino Unido, receloso de que la UE avanzase hacia una mayor integración. Y es que sin quererlo, el brexit ha condicionado la agenda de defensa europea. Mucho más tras los recientes atentados. «Quienes decían que el brexit no podría afectar al ámbito de la seguridad se equivocaban», asegura una alta fuente diplomática antes de señalar que la UE y el Reino Unido tratarán de buscar una fórmula para «encapsular» la actual relación de cooperación y evitar que el barro de las negociaciones facilite las cosas a los yihadistas: «Todo el mundo perdería con ese escenario».

El terrorismo será de nuevo objeto de discusión en la reunión que mantendrán mañana en Luxemburgo los ministros del Interior de la UE. Los últimos ataques han vuelto a poner de manifiesto las lagunas en el terreno del intercambio de información entre diferentes bases de datos. Empieza a ser muy preocupante el grado de descoordinación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Bruselas propone crear un fondo europeo de defensa con hasta 40.000 millones de euros