EE.UU. admite que el portaaviones nuclear que envió a Pyongyang iba en dirección contraria

El anuncio de que el portaaviones «USS Carl Vinson» iba a dirigirse al norte generó especulaciones sobre un posible ataque preventivo a Corea del Norte


Un portaaviones que, según dijo Estados Unidos hace diez días, se dirigía a aguas de la península coreana en respuesta a los recientes lanzamientos de misiles de Pyongyang, se dirige en realidad en la dirección opuesta, tal y como han reconocido hoy las fuerzas armadas norteamericanas.

El anuncio del 8 de abril de acuerdo con el cual el portaaviones «USS Carl Vinson» iba a cancelar su viaje previsto a Australia para dirigirse al norte generó especulaciones sobre un posible ataque preventivo de Estados Unidos a Corea del Norte.

El presidente estadounidense, Donald Trump, incluso dijo al canal «Fox Business Network»: «Estamos enviando una armada muy poderosa». Pero ayer, el Comando Pacífico de Estados Unidos señaló que el «USS Carl Vinson» canceló una visita al puerto de Perth pero que en realidad este barco y los que lo acompañan se dirigieron al noroeste de Australia para participar en ejercicios previstos.

El grupo de barcos se dirige ahora hacia el norte, al Pacífico Occidental, «en una medida de precaución», dijo un portavoz.

La confusión salió a la luz después de que la Armada estadounidense publicara en Internet una foto del «USS Carl Vinson» pasando por el Estrecho de la Sonda, que separa las islas indonesias de Java y Sumatra, el sábado. El estrecho se encuentra a unos 5.400 kilómetros de la península coreana.

El Pentágono no quiso comentar cuándo llegará el barco a las inmediaciones de la península coreana, aunque funcionarios del departamento de Defensa citados por el The New York Times afirmaron que se espera la llegada del portaaviones para la semana que viene.

En dicho lapso la tensión en la península coreana ha ido en aumento por las alusiones de Washington a un ataque preventivo contra Pyongyang y por una nueva prueba de misiles realizada el pasado domingo por Corea del Norte, que el día anterior exhibió en un desfile unos supuestos nuevos proyectiles intercontinentales.

A esto se suma la posibilidad de que el régimen de Kim Jong-un realice una nueva detonación atómica subterránea en los próximos días después de que las últimas fotos tomadas por satélite de su centro de pruebas nucleares de Punggye-ri (noreste) muestren que todo parece listo para ejecutar una.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

EE.UU. admite que el portaaviones nuclear que envió a Pyongyang iba en dirección contraria