El presidente de Azerbaiyán nombra a su esposa vicepresidenta y la convierte en la segunda autoridad del país

Mehriban Alíeva es médica de profesión y desde el 2005 ocupa un escaño en el Parlamento


El presidente de Azerbaiyán, Ilham Alíev, nombró este martes a su esposa, Mehriban Alíeva, de 52 años, primera vicepresidenta del país.

La disposición presidencial fue publicada en la página web oficial del jefe del Estado.

La primera dama y, ahora, número dos en la jerarquía estatal de Azerbaiyán, es médica de profesión y desde 2005 ocupa un escaño en el Parlamento.

El nombramiento fue efectuado en virtud de las enmiendas constitucionales aprobadas en septiembre pasado que facultan al jefe del Estado para designar libremente a un primer vicepresidente y a un vicepresidente.

Antes de las modificaciones a la Constitución en caso de fallecimiento del jefe del Estado o de su incapacidad para ejercer el cargo, la presidencia interina recaía sobre el primer ministro.

Las innovaciones a la Carta Magna incluyeron la ampliación del mandato presidencial de cinco a siete años y añadieron a las prerrogativas del jefe del Estado la de convocar, por iniciativa propia, elecciones presidenciales anticipadas.

Además fue eliminada la edad mínima para los candidatos presidenciales, que era 35 años.

«Las modificaciones constitucionales buscan refrendar el autoritarismo y el ilimitado poder de una familia», dijo en vísperas del referéndum en que estas fueron aprobadas el líder del opositor Frente Popular de Azerbaiyán, Alí Kirimli.

Según Kirimli, la eliminación de la edad mínima para aspirar a la Presidencia busca favorecer al hijo varón de Alíev, Gueidar, de 19 años, llamado así en honor de su abuelo, ya fallecido, quien fue presidente de Azerbaiyán entre 1993 y 2003.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El presidente de Azerbaiyán nombra a su esposa vicepresidenta y la convierte en la segunda autoridad del país