Le Pen, al rescate de los policías que agredieron a un joven negro

Nueva noche de disturbios, con una docena de coches quemados


Paris / corresponsal

Marine Le Pen estuvo el martes de campaña en tres comisarías del extrarradio parisino para dar «su apoyo a las fuerzas del orden». Nada inusual, si no fuese porque, en ese mismo momento, François Hollande se encontraba visitando a Theo, el joven de 22 años que lleva desde el jueves hospitalizado con heridas graves en la zona rectal tras un control de identidad. Tres agentes han sido imputados por violencia voluntaria y uno por violación.

Preguntada por el caso, la presidenta del Frente Nacional se negó a hablar de «error policial» y dijo encontrar «inadmisible convertir en el centro de las críticas a policías antes de que la investigación comience». El control, que tuvo lugar a plena luz del día y delante de varios testigos, fue grabado por un vecino. En el vídeo se aprecia como uno de los policías golpea a Theo en las nalgas con su porra extensible y, más tarde, los pantalones del joven se ven bajados. Sin embargo Le Pen insistió en su postura, repitiendo en una cadena de televisión que su «principio de base es, en primer lugar, apoyar a la policía y a la gendarmería a no ser que la justicia demuestre que han cometido un delito o crimen».

El joven agredido hizo un llamamiento el martes al cese de la violencia en su ciudad, Aulnay-sous-Bois, tras una noche de disturbios el lunes en la que fueron detenidas 26 personas por calcinar 11 coches e incendiar 23 contenedores de basura. La llamada a la calma no funcionó y los disturbios se repitieron en la noche del martes al miércoles, acabando de nuevo con una docena de coches y una guardería quemadas.

En la ciudad del chico, y en el extrarradio parisino en general, la situación es cada vez más tensa entre la policía y la población civil. Los vecinos subrayan que los cuatro policías acusados se encuentran en libertad. El alcalde se siente abandonado por el gobierno, especialmente tras la petición por parte de la Fiscalía municipal de retirar los cargos de violación, una decisión que ha arrojado más gasolina al fuego si cabe.

En otro orden de cosas, malas noticias para François Fillon, que trató de relanzar su campaña el lunes con una rueda de prensa defendiéndose y a quien el momentum le ha durado poco. La ex asistente parlamentaria de Marc Joulaud, el sustituto del candidato en el Senado, confirmó a Le Monde que nunca trabajó con Penelope Fillon, un día después de que Le Canard Enchaîné publicase que cobró 45.000 euros en indemnizaciones por despido. Además, la Asamblea general ha publicado un documento en el que se felicita del buen rendimiento de la Fiscalía Nacional Financiera (PNF), que está a cargo del caso. El candidato había cuestionado la legitimidad y eficacia de la organización, creada en 2013, para tratar su investigación. El PNF está actualmente desbordado, tratando 360 casos a la vez: 100 más de los previstos en el momento de su creación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Le Pen, al rescate de los policías que agredieron a un joven negro