Primeras detenciones de refugiados en aeropuertos tras la orden de Trump

Dos iraquíes han sido retenidos al llegar a Nueva York, una familia tuvo que quedarse en tierra en Egipto y otros dos pasajeros, procedentes de Oriente Medio, han sido devueltos a sus países de origen al hacer transbordo en Amsterdam


Varios refugiados y migrantes han sido detenidos a su llegada a Estados Unidos en aplicación inmediata de una orden firmada este viernes por el presidente del país,  Donald Trump, informan medios locales. Los abogados de dos de ellos, iraquíes retenidos en un aeropuerto de Nueva York, presentaron este sábado mociones ante un juez para que sean liberados y para poder representar a otras personas que consideran que están siendo detenidas de forma ilegal.

Tras la polémica que ha generado su decreto y los numerosos problemas que ha causado en los aeropuertos internacionales, Donald Trump ha decidido comparecer este sábado para asegurar que la orden ejecutiva que suspende el programa de refugiados y veta el ingreso de ciudadanos de siete países de mayoría musulmana no está dirigida contra los musulmanes en particular. «No es una prohibición contra los musulmanes», ha explicado Trump en rueda de prensa desde el Despacho Oval de la Casa Blanca. «Está funcionando muy bien. Lo veis en los aeropuertos. En todas partes», ha asegurado. 

Además, ha querido despejar cualquier duda o polémica asegurando que la única finalidad de su decreto es la de proteger a los ciudadanos estadounidenses del terrorismo. «Vamos a tener una prohibición muy, muy estricta y vamos a realizar una investigación minuciosa que estará vigente en este país durante muchos años», ha subrayado.

La orden ejecutiva de Trump dispone la suspensión de todas las acogidas de refugiados durante 120 días para examinar los mecanismos de aceptación y asegurarse de que radicales no pisan territorio estadounidense. Además, suspende durante 90 días la concesión de visados a todos los ciudadanos de varios países de mayoría musulmana hasta que se adopten procesos de «escrutinio extremo», algo que es visto por algunas organizaciones como un paso hacia la prohibición de la migración musulmana. En principio los países afectados son Libia, Sudán, Somalia, Siria, Irak, el Yemen e Irán.

Por ahora se desconoce con exactitud cuántos refugiados y migrantes han sido retenidos a su llegada a EE.UU. en las últimas horas. En el caso de los dos iraquíes que se encuentran en el aeropuerto JFK de Nueva York, uno trabajó para el Gobierno estadounidense en su país durante diez años, según sus abogados. El otro viajaba a EE.UU. para reunirse con su mujer y su hijo, refugiados tras haber colaborado con el Ejército estadounidense.

Según el escrito presentado ante una corte federal, los dos tenían todos sus papeles en regla y no hay ningún razón que justifique su detención. Además, los abogados -que trabajan para organizaciones de derechos- denuncian que no se les ha permitido ver a sus clientes y que, cuando preguntaron a los agentes de fronteras con quién deberían hablar para remediarlo, la respuesta fue: «Con el presidente. Llamen al señor Trump».

Prohíben embarcar en Egipto a una familia iraquí

Este mismo sábado, las autoridades egipcias prohibieron embarcar en un avión hacia Nueva York a una familia iraquí de cinco integrantes después de las órdenes ejecutivas firmadas por el presidente de EE.UU. en materia migratoria. Los cinco iraquíes -un hombre, una mujer y sus tres hijos- tenían visado de entrada en EE.UU, pero Egipto les impidió viajar a petición de las autoridades estadounidenses y fueron devueltos a su país de origen, según una fuente del aeropuerto de El Cairo.

La familia llegó a El Cairo procedente de Irak y pretendía viajar en el vuelo MS 985 de Egyptair al aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York. Siguiendo un acuerdo entre Egipto y EE.UU, Egyptair envía la lista de pasajeros de sus vuelos al aeropuerto de Nueva York y, en este caso, las autoridades estadounidenses negaron el permiso a la familia iraquí, a pesar de que tenía visado.

De vuelta a sus países de origen 

En Amsterdam, dos pasajeros procedentes de Oriente Medio, que hacían transbordo en la capital holandesa para volar a Estados Unidos, han sido devueltos este sábado a sus países de origen. «No se les habría permitido entrar» en el país de su destino final, explica la compañía aérea KLM. «Tuvimos que informales en el mismo aeropuerto y ofrecerles un billete de vuelta», añade.

Otros cinco pasajeros de KLM, que debían cambiar de avión en la misma ciudad, pero que aún no habían embarcado en sus respectivos países, también han sido invitados a quedarse en tierra. «Estados Unidos informó a todas las aerolíneas de que los pasajeros procedentes de siete países de Oriente Medio no podrían entrar en Estados Unidos», recuerda la misma fuente. «Nosotros les hemos informado de que no les compensaba ir a Estados Unidos porque habrían sido rechazados al llegar. El esfuerzo de volar hasta allí habría sido totalmente inútil», señala.

Ola de solidaridad

Varios líderes mundiales ya han comenzado a reaccionar ante la prohibición de Trump. El presidente francés, François Hollande, instó este sábado a su homólogo estadounidense, Donald Trump, a «respetar» el principio de «acogida de refugiados», y Justin Trudeau quiso enviar desde su perfil oficial de Twitter un mensaje a todos los afectados por la decisión del mandatario estadounidense: «A aquellos que huyen de la persecución, el terror y la guerra, los canadienses les darán la bienvenida, independientemente de su fe. La diversidad es nuestra fuerza #WelcomeToCanada».

Al gesto se sumó la escocesa Nicola Sturgeon:

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Primeras detenciones de refugiados en aeropuertos tras la orden de Trump