Berlusconi irá a juicio como sospechoso de haber sobornado a testigos de sus polémicas fiestas

El exprimer ministro italiano se sentará en el banquillo el 5 de abril por el caso Ruby


El juez de Milán Carlo Ottone De Marchi ha fijado para el próximo 5 de abril el inicio del juicio contra el exprimer ministro italiano Silvio Berlusconi por el soborno a testigos del juicio sobre las polémicas fiestas del multimillonario, en las que presuntamente pagó a prostitutas menores de edad como Karima El Mahroug, Ruby Rompecorazones.

En el conocido como caso Ruby, Berlusconi estaba acusado de mantener relaciones sexuales con Ruby, una bailarina marroquí menor de edad. El caso fue sobreseído en el 2014, pero resta el juicio por los supuestos sobornos a testigos durante el proceso por valor de 10 millones de euros. La propia El Mahroug habría recibido 7 millones de euros.

En el nuevo proceso hay imputadas 16 mujeres que presuntamente participaron en las fiestas bunga-bunga en las mansiones del magnate italiano. Ahora están acusadas de perjurio.

Un abogado de Berlusconi, Federico Cecconi, ha rechazado las acusaciones, aunque ha reconocido que el millonario ayudó económicamente a algunas de estas chicas sin intención de obtener contrapartidas. «Existe el riesgo de que lo que vaya a juicio aquí sea la generosidad», ha argumentado, según recoge la prensa italiana.

El dictamen del juez certifica además que Berlusconi, de 80 años, está en un estado de salud razonable como para ir a juicio. Berlusconi se sometió a una importante operación cardiaca el pasado mes de junio.

Berlusconi sigue al frente de su partido, Forza Italia, a pesar de los numerosos escándalos y procesos judiciales que ha protagonizado y que no le han impedido ser primer ministro en hasta tres ocasiones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Berlusconi irá a juicio como sospechoso de haber sobornado a testigos de sus polémicas fiestas