Mijaíl Gorbachov insta a los líderes políticos a tomar medidas para evitar un conflicto nuclear

El exlíder de la Unión Soviética hace un llamamiento a la prudencia ante la beligerancia de los mandatarios mundiales


Redacción

Pocas voces con más autoridad que la de Mijaíl Gorbachov pueden hablar en primera persona de lo que supone la cercanía a una guerra nuclear y el miedo que ello conlleva. El que fue jefe de Estado de la Unión Soviética entre 1988 y 1991 vivió los últimos año de la Guerra Fría y el clima de tensión existente a todos los niveles entre el bloque occidental liderado por Estados Unidos y el bloque oriental, liderado por la Unión Soviética.

A través de un artículo publicado en la revista Time, Gorbachov hace un llamamiento a la prudencia e insta a los líderes políticos a reflexionar y tomar medidas para evitar un conflicto nuclear. «No hay problema más urgente que la militarización de la política y la nueva carrera armamentística. Detener y revertir esta ruinosa carrera debe ser nuestra prioridad», arranca su texto.

El líder de la antigua Unión Soviética recuerda cómo la OTAN y Rusia solían desplegar sus fuerzas y sus armas a una distancia, que hoy en día se ha ido reduciendo hasta el punto de dar la sensación de «estar preparados para dispararse a quemarropa» en cualquier momento.

Pero Gorbachov no solo ve esa tensión a nivel militar. «El gasto militar es cada vez mayor. Los políticos y los líderes militares suenan cada vez más beligerantes. Los comentaristas de televisión se están uniendo al coro belicista. Parece como si el mundo se estuviese preparando para la guerra», analiza.

Para evitar errores del pasado, Mijaíl Gorbachov recuerda los pasos que se dieron desde los dos bloques enfrentados en plena Guerra Fría para evitar la más destructiva y temible de las guerras. Así, explica cómo en la segunda mitad de la década de 1980, junto con Estados Unidos, decidieron poner en marcha un proceso de reducción de armas nucleares que implicase a la vez una reducción de la amenaza nuclear. «El 80 % de las armas nucleares acumuladas fueron desmanteladas y destruidas. La seguridad no se vio disminuida y el peligro a que se iniciase una guerra nuclear como resultado de un fallo técnico o un accidente se redujo», explica.

Es más, el líder soviético incluso recuerda como en un Politburó de 1986 se votó una propuesta de responder con todos los medios disponibles a un posible ataque y cómo los miembros del órgano se opusieron a esa fórmula. «Todos coincidieron en que las armas nucleares deben servir a un solo propósito: evitar la guerra. Y el objetivo final debe ser un mundo sin armas nucleares», afirma.

Sin embargo, Gorbachov considera que la amenaza nuclear, lejos de menguar con el paso de los años, hoy en día parece más real. Para evitar que el mundo termine inmiscuido en un conflicto nuclear del que no se pueda dar marcha atrás, el líder soviético insta a los políticos a reanudar el diálogo para tomar decisiones y acciones conjuntas. «El foco debe estar una vez más en la prevención de la guerra, la eliminación gradual de la carrera armamentística y la reducción de los arsenales de armas», advierte. Y además hace una reflexión en la que deja patente que ninguno de los problemas mundiales pueden resolverse a través de las guerras: «Ni la pobreza en el mundo, ni el medio ambiente, ni la migración, ni el crecimiento de la población ni tampoco la escasez de recursos».

El texto del exlíder soviético no se limita a hacer un simple análisis sobre los errores cometidos en el pasado para evitar volver a a caer en ellos en un futuro y propone que el Consejo de Seguridad de la ONU adopte una resolución, que debe ser «impulsada por Donald Trump y Vladimir Putin», para que declare que una guerra nuclear es «inaceptable».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Mijaíl Gorbachov insta a los líderes políticos a tomar medidas para evitar un conflicto nuclear