Las mujeres lideran la resistencia a Trump

Afp / Efe

INTERNACIONAL

La marcha de las mujeres convocada en Washington en defensa de la igualdad y la diversidad reunió a medio millón de personas, en medio de una inédita respuesta mundial

22 ene 2017 . Actualizado a las 08:42 h.

Las mujeres tomaron este sábado el liderazgo de la resistenciaa Donald Trump en las calles de Washington y otras urbes de Estados Unidos, pero también en más de 600 ciudades de todo el mundo, en especial en Europa. Una movilización histórica e inédita convocada por mujeres, a la que se unieron numerosos hombres, en defensa de los progresos sociales, de diversidad y de derechos humanos que el populista pretende revertir. Un día después de los actos de jura del nuevo presidente, Washington concentró a medio millón de personas.

La gran marea de manifestantes venidos de todo EE.UU. superó las expectativas de los organizadores, que calculan, igual que las autoridades de la capital, al menos medio millón de personas: el doble de lo esperado. La cifra fue recogida por el vicealcalde del Distrito de Columbia, Kevin Donahue. Otro dato lo aportó el Metro, que informó de que la cifra de viajeros era de 275.000 viajes a las 11.00 hora local, frente a las 193.000 que habían viajado a la misma hora ayer para la investidura de Trump.

Uno de los emblemas de la marcha fueron los gorros rosas con orejas de gato, los pussy cat, una respuesta al polémico comentario de Trump de que a las mujeres hay que agarrarlas por sus partes íntimas (pussy, en inglés). La avenida Independencia de Washington, cercana al Capitolio y una de las mayores de la ciudad, estaba repleta de manifestantes a lo largo de 1,5 kilómetros, y era imposible cruzarla, según presenció una periodista de la AFP. Decenas de miles de manifestantes deambulaban por el Nacional Mall a la espera del arranque de la marcha, ya que les era imposible acercarse al centro de la concentración. 

Políticos y activistas

La Marcha de las Mujeres reunió a políticos, representantes de inmigrantes, minorías de todo tipo, el movimiento Black Lives Matter y los más combativos representantes de mundo artístico. Hillary Clinton y Bernie Sanders dieron su apoyo a los asistentes a través de su cuenta de Twitter.

«Gracias por marchar, por defender y por hablar de nuestros valores», tuiteó la candidata demócrata. El exsecretario de Estado John Kerry prefirió patear la calle y se le pudo ver entre los manifestantes calzado con deportivas junto a su perro.

El estrado principal contó con una larga lista de oradores entre los que figuran la legendaria defensora de los derechos civiles Angela Davis; Gloria Steinem, uno de los pilares del movimiento feminista norteamericano, la activista Ilyasah Shabazz, hija de Malcolm X, y Maryum Alí, trabajadora social e hija del legendario boxeador Mohamed Alí.

También fue larga la lista de miembros del cine y la canción. Estuvieron el cineasta Michael Moore y las actrices Julianne Moore, Jake Gyllenhaal, Ashley Judd o America Ferrera, y las cantantes Alicia Keys, Cher y Katy Perry. A última hora apareció en el estrado Madonna. «No tenemos miedo. No estamos solos. No retrocederemos», declaró.

Además Washington, las marchas recorrieron numerosas ciudades. Los Ángeles, Boston y Chicago fueron de las más multitudinarias. Pero también se desbordaron las previsiones en Filadelfia, Seattle, Nueva York y Miami. En Denver se coreó «el amor, no el odio, hace grande de nuevo a América».