Más de 70 países piden a Israel y Palestina un acuerdo de paz

MIKEL AYESTARÁN JERUSALÉN / COLPISA

INTERNACIONAL

PIERRE CONSTANT | AFP

La cumbre de París acaba sin una resolución unánime

16 ene 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

Tal y como anunció el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, la Conferencia de Paz de París resultó inútil y el conflicto entre israelíes y palestinos queda a expensas de la nueva política del próximo presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Representantes de 70 países mostraron su apoyo a la solución de los dos Estados, pero no aportaron medidas concretas, ni fijaron plazo alguno para lograr un objetivo «cada vez más en peligro» debido al auge de la violencia y a la colonización israelí del territorio ocupado de Cisjordania y Jerusalén este, según el presidente, François Hollande.

Los palestinos tenían esperanzas en esta cumbre, en la que veían la continuación de la resolución 2334 del Consejo de Seguridad de la ONU, aprobada el 23 de diciembre, que condenó los asentamientos judíos en territorio ocupado, pero quedó en algo simbólico. Pese a la falta de propuestas concretas, el presidente palestino, Mahmud Abás, se felicitó por el resultado por considerar que «reafirma los principios del derecho y las resoluciones internacionales» para la creación de un Estado palestino con capital en Jerusalén este.

Las autoridades israelíes criticaron con dureza el encuentro y apelaron a la negociación directa como el único camino para llegar a la paz, como ocurrió en los casos de Egipto o Jordania. El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, telefoneó a media tarde a Netanyahu para garantizarle que el documento final no supondría acción alguna o sanción en la ONU o en otro foro internacional antes de la investidura de Trump.