Más de 70 países piden a Israel y Palestina un acuerdo de paz

La cumbre de París acaba sin una resolución unánime

.

JERUSALÉN / COLPISA

Tal y como anunció el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, la Conferencia de Paz de París resultó inútil y el conflicto entre israelíes y palestinos queda a expensas de la nueva política del próximo presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Representantes de 70 países mostraron su apoyo a la solución de los dos Estados, pero no aportaron medidas concretas, ni fijaron plazo alguno para lograr un objetivo «cada vez más en peligro» debido al auge de la violencia y a la colonización israelí del territorio ocupado de Cisjordania y Jerusalén este, según el presidente, François Hollande.

Los palestinos tenían esperanzas en esta cumbre, en la que veían la continuación de la resolución 2334 del Consejo de Seguridad de la ONU, aprobada el 23 de diciembre, que condenó los asentamientos judíos en territorio ocupado, pero quedó en algo simbólico. Pese a la falta de propuestas concretas, el presidente palestino, Mahmud Abás, se felicitó por el resultado por considerar que «reafirma los principios del derecho y las resoluciones internacionales» para la creación de un Estado palestino con capital en Jerusalén este.

Las autoridades israelíes criticaron con dureza el encuentro y apelaron a la negociación directa como el único camino para llegar a la paz, como ocurrió en los casos de Egipto o Jordania. El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, telefoneó a media tarde a Netanyahu para garantizarle que el documento final no supondría acción alguna o sanción en la ONU o en otro foro internacional antes de la investidura de Trump.

Los planes del nuevo inquilino de la Casa Blanca de trasladar la legación estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén centraron parte del debate y Hollande advirtió de que «tendría graves consecuencias. Cuando se es presidente de EE.UU., sobre este tema no se puede tener una posición tan rotunda, tan unilateral, hay que intentar crear las condiciones para la paz». Si Trump cumple su promesa electoral de reconocer la ciudad santa como capital del Estado israelí iría en contra de la posición de la ONU, para la que el estatuto de Jerusalén debe resolverse mediante la negociación porque los palestinos reclaman la parte oriental como capital de su futuro Estado.

Tras décadas de diálogo directo que solo ha servido para fortalecer la ocupación, los palestinos apuestan por la vía multilateral para intentar buscar una salida al conflicto y frenar la expansión de los asentamientos. Los israelíes descartan esa salida y criticaron la cita de ayer, «pactada entre franceses y palestinos para forzar una situación que va contra nuestros intereses», explicó Netanyahu. Conocido el resultado final, se invirtieron los papeles y fueron los países presentes en París los que pidieron multilateralidad al Gobierno israelí y a Trump a la hora de tomar decisiones. En el texto final se llamó a ambas partes a «evitar pasos unilaterales que puedan afectar a la futura negociación».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Más de 70 países piden a Israel y Palestina un acuerdo de paz