Merkel avisa de que Europa no puede esperar garantías eternas en la relación con Washington

«La Unión Europea debe asumir más responsabilidades en el mundo», considera la canciller


redacción / la voz

La jefa del Gobierno alemán, Angela Merkel, puso encima de la mesa ayer la falta de «garantías eternas» en la relación de los países europeos con Estados Unidos, a pocos días de la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca. «No nos hacemos ilusiones. Desde el punto de vista de algunos de nuestros socios tradicionales -pienso también en las relaciones trasatlánticas-, no hay garantías eternas de una estrecha colaboración con nosotros, los europeos», aseguró Merkel en lo que supone un nuevo desmarque de uno de los socios tradicionales de EE.UU. sobre sus relaciones futuras.

La Unión Europea (UE) «debe en el futuro asumir más responsabilidades en el mundo», aseguró la canciller alemana durante un discurso en Bruselas con motivo de la concesión del doctorado honoris causa por parte de las universidades belgas de Gante y Lovaina. Para la mandataria alemana, «Europa enfrenta los mayores retos en décadas», con conflictos en sus fronteras como en Ucrania, y sería, a su juicio, «ingenuo» confiar siempre a otros la solución de los problemas «en nuestro vecindario».

Durante la campaña electoral, Trump cuestionó el apoyo de Estados Unidos a sus socios de la OTAN si no aumentaban su gasto en defensa, especialmente los de una UE debilitada por la intención de Reino Unido de abandonar el bloque.

Sin embargo, Merkel ve el brexit como un «incentivo para trabajar unidos» con el objetivo de «mantener a Europa unida ahora más que nunca, para mejorarla aún más y acercarla a los ciudadanos de nuevo».

Ese escepticismo alemán con Trump se ha contagiado también a Francia. El presidente galo, François Hollande, advirtió a la futura administración de Donald Trump que su país siempre será para Estados Unidos un aliado «fiable pero autónomo». «Tenemos una determinación común para luchar contra el terrorismo y una solidaridad», dijo Hollande, que en mayo finaliza su mandato.

Compromiso

Francia «sabrá adoptar, con la libertad que la caracteriza, posturas que pueden ser a veces diferentes si pensamos que no son conformes a nuestros intereses ni a nuestros valores», indicó el presidente galo ante el cuerpo diplomático acreditado en París, y en alusión al presidente electo estadounidense.

Hollande hizo repaso al trabajo efectuado «mano a mano» junto al presidente saliente, Barack Obama, en ámbitos como la lucha contra el cambio climático, y destacó que el acuerdo nuclear alcanzado con Irán el año pasado -y criticado por Trump de forma contundente- «debe ser preservado».

El presidente francés admitió que entre ambos países ha habido en el pasado «diferencias de apreciación», como en el verano de 2013, cuando se constató el uso de armas químicas por parte del régimen sirio, pero destacó que la cooperación trasatlántica no se ha visto afectada.

Hollande, socialista, ve con desagrado el favoritismo que el presidente electo estadounidense muestra hacia el Frente Nacional, la auténtica bestia negra de la política francesa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Merkel avisa de que Europa no puede esperar garantías eternas en la relación con Washington