Hamon, el tapado en las primarias socialistas de Francia, elogia a Varufakis

ALEXANDRA F. COEGO PARÍS / CORRESPONSAL

INTERNACIONAL

JEAN-CHRISTOPHE VERHAEGEN | afp

El candidato envía un mensaje proeuropeo ante el avance del euroescepticismo y advierte de los peligros de intentar recuperar votos del Frente Nacional

10 ene 2017 . Actualizado a las 07:51 h.

Benoît Hamon se reunió ayer con el exministro de Economía griego Yanis Varufakis para mandar un mensaje proeuropeo ante el avance del euroescepticismo. El candidato a las primarias socialistas galas aprovechó la comida con Varufakis para advertir a sus adversarios de los peligros de intentar recuperar votos del Frente Nacional (FN) en el terreno del sentimiento antieuropeo, instándolos a no «caer en el lado oscuro de la fuerza». «Empezamos diciendo que el euro ya no es posible y mañana cuestionaremos nuestras fronteras. No se dónde se va a acabar», lamentó. «Pienso que Jean-Luc, al igual que Arnaud, son sólidos en sus convicciones, pero hay que tener cuidado de no confundir a nuestros electores para que elijan al Frente Nacional por haber mantenido una forma de euroescepticismo», advirtió a Jean-Luc Mélénchon y Arnaud Montebourg, dos de sus rivales en la carrera por el Elíseo.

Si bien Mélénchon se ha presentado directamente a las elecciones presidenciales, Montebourg se medirá a Hamon en las primarias socialistas. El exministro de Educación se perfila como el tercero en discordia por detrás del duelo Valls-Montebourg. Según el último sondeo publicado ayer, el exprimer ministro pasaría a la segunda vuelta con el 36 % de los votos, seguido por Montebourg, con el 24 %, y Hamon, con el 21 %.

Mensaje contundente 

Hamon subrayó la importancia de «apostar por la cooperación en Europa y por el progreso social a la vez», a diferencia del mensaje del FN. «No quiero ser uno de esos que cierran la puerta y apagan las luces diciendo 'Europa se ha acabado'; no romperé el proyecto europeo», indicó.