Al menos 39 muertos en un atentado en una discoteca de Estambul

Hay 69 heridos. La policía turca busca al autor o autores de la masacre, que no ha sido reivindicada

;
Mueren 39 personas en un ataque terrorista en una fiesta de fin de año en Estambul El terrorista, que entró disfrazado de Papá Noel, sigue huido

Treinta y nueve personas murieron y otras 69 resultaron heridas en un ataque «terrorista» contra una conocida discoteca de Estambul, donde varios cientos de personas festejaban la llegada del año nuevo.

Poco después de la medianoche (hora española), una persona equipada con un fusil de asalto apareció delante de la discoteca Reina, en el corazón de Estambul, y abrió fuego contra la gente que se encontraba ante la entrada, según el gobernador de Estambul, Vasip Sahin. 

Tras entrar en la discoteca, el asaltante disparó al azar contra la multitud. Treinta y nueve personas perdieron la vida en el ataque, mientras que otras 69 resultaron heridas y estaban siendo tratadas en el hospital, indicó el ministro de Interior, Süleyman Soylu. Se ha identificado a 21 de los fallecidos, de los que 16 eran extranjeros y 5, turcos.

Según ha informado el primer ministro turco, Binali Yildirim, el atacante dejó el arma en el local y la policía cuenta con unos primeros indicios sobre su identidad. Pese a lo que decían las primeras informaciones, no iba vestido de Papá Noel. 

«Es un terrorista como ya los conocemos. Disparó al policía de la puerta, entró y ametralló y mató a personas inocentes. Entonces dejó el arma y abandonó el lugar durante el caos», relató el jefe del Gobierno turco.

El primer ministro dijo que entre los heridos hay 3 o 4 personas en condición crítica y no ofreció más detalles sobre la nacionalidad de las víctimas.

Hasta ahora se han identificado 21 víctimas mortales, de ellas 16 extranjeros de países árabes como Túnez, Libia, Líbano, Arabia Saudí o Marruecos. 

En busca del sospechoso

La televisión CNNTürk informó de que la Policía ha lanzado una operación policial en Kuruçesme, un bario vecino al de Ortakoy, donde ocurrió el ataque, y están buscando allí al sospechoso.

La discoteca Reina es un emblemático club nocturno de Estambul, situada en Ortaköy, un barrio del distrito de Besiktas, en la orilla europea de la ciudad. Según la agencia de prensa turca Dogan, al menos 700 personas se congregaban en la discoteca para festejar la llegada del nuevo año.

Es un local selecto, de difícil acceso, y está situada a unos cientos de metros del espacio en el que tenían lugar las principales celebraciones del Año Nuevo, a orillas del Bósforo.

Aún no ha sido reivindicado

El ataque todavía no fue reivindicado, pero Turquía ha sido objeto de numerosos ataques atribuidos al grupo yihadista Estado Islámico (EI) o vinculados a la rebelión separatista del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que han golpeado principalmente a Estambul y Ankara.

Tras un año 2016 sangriento, las autoridades turcas habían anunciado un despliegue de 17.000 policías en la metrópolis con motivo de los festejos de Año Nuevo.

Miembro de la coalición internacional que combate al grupo EI en Siria e Irak, Turquía inició en agosto una ofensiva en el norte de Siria para repeler a los yihadistas y empujarlos hacia el sur, pero también contra las milicias kurdas sirias.

Rebeldes sirios apoyados por el ejército turco asedian desde hace varias semanas la ciudad de Al Bab, un bastión del EI en el norte de Siria.

En respuesta a estas operaciones militares, el grupo EI ha amenazado en varias ocasiones con atentar contra Turquía, que se ha convertida en uno de los principales objetivos de los yihadistas.

El ministerio de Asuntos Exteriores ha recordado en Twitter los números de emergencia consular de Estambul. 

La reacción de Erdogan

 El atentado terrorista contra el club Reina busca desestabilizar Turquía, según el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

«Están intentando desestabilizar nuestro país y destrozar la moral del pueblo creando el caos. Pero estamos decididos a eliminar estas amenazas en su punto de origen», dijo el jefe de Estado.

«Estos ataques perpetrados por diferentes organizaciones terroristas contra nuestros ciudadanos no son independientes de otros incidentes que suceden en la región», aseguró Erdogan.

«Turquía está determinado a hacer lo que sea necesario en la región para mantener la seguridad y paz de los ciudadanos turcos», dijo el presidente en aparente referencia a la lucha del ejército turco contra el grupo terrorista «Estado Islámico» (EI) en Siria. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Al menos 39 muertos en un atentado en una discoteca de Estambul