Obama utilizó el teléfono rojo para reclamar a Putin que cesaran los ciberataques rusos

El Kremlin confirma ese contacto pero dice que el presidente estadounidense no presentó pruebas


Washington / AGENCIAs

Barack Obama utilizó a finales de octubre el teléfono rojo para exigirle a Vladimir Putin, el cese de los ciberataques rusos. El Kremlin confirmó ese contacto, pero señaló que el presidente estadounidense no presentó fundamentos o pruebas sobre los supuestos hackeos de la campaña electoral de Hillary Clinton, según explicó Dimitri Peskov, portavoz del Kremlin. 

Según responsables de Inteligencia estadounidenses consultados por la cadena NBC, en su comunicación por el teléfono rojo, Obama avisó a Putin de que los ciberataques debían cesar de inmediato. «El derecho internacional, incluida la ley sobre conflictos armados, se aplica a las acciones en el ciberespacio», fue el mensaje que trasladó al mandatario ruso. «Rusia está sometida a esos estándares», le recordó 

Sistema cifrado

El llamado teléfono rojo es un sistema de comunicaciones cifradas que se emplea en graves crisis, como sucedió en los atentados del 11S. Según recuerda la NBC, nunca ha sido un teléfono en sí, comenzó como un sistema de teletipo y ha evolucionado a una comunicación cifrada por correo electrónico que conecta directamente los Centros de Reducción del Riesgo Nuclear de EE.UU. y de Rusia.

«En el transcurso tanto de los diálogos personales como de las conversaciones telefónicas, ciertamente, por la parte norteamericana el presidente de EE.UU. reiteró el tema de los ciberataques, el llamado tema de los hackers rusos», dijo Peskov. Subrayó que, como Obama no ofreció ninguna explicación ni prueba de sus acusaciones, Rusia concluyó que las alegaciones «son absolutamente infundadas y no se sustentan en argumento alguno». 

Obama no había utilizado nunca el teléfono rojo para comunicarse con Putin, según la NBC, que ha dicho que esa circunstancia demuestra la gravedad del tema y la importancia que le da la Casa Blanca. «Es una decisión dramática coger ese teléfono y utilizarlo», explico el almirante retirado James Stavridis, excomandante supremo de la OTAN.

Washington aprobó ayer nuevas sanciones contra seis banqueros y un empresario ruso, así como contra ocho compañías de ese país, por su papel en el conflicto de Ucrania y por la anexión de Crimea. Peskov reaccionó diciendo que el diálogo entre los dos países se encuentra «congelado a casi todos los niveles».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Obama utilizó el teléfono rojo para reclamar a Putin que cesaran los ciberataques rusos