La ultraderecha europea explota la masacre para cargar contra Merkel

Los xenófobos usan la tragedia para denostar la política migratoria de la canciller


Redacción / La Voz

La ultraderecha europea no perdió la oportunidad de sacar tajada política del atentado de Berlín y cargó duramente contra la política de puertas abiertas de la canciller alemana. «¡Son los muertos de Merkel!» Este tuit escrito ya la noche del lunes por Marcus Pretzell, eurodiputado y presidente de Alternativa para Alemania (AfD) en Renania del Norte-Westfalia, no dejaba lugar a dudas de la deriva que iban a emprender los populistas contra la canciller. La líder del partido, Frauke Petry, apeló al miedo al advertir a los alemanes de que no se hagan «ilusiones» de que este caso sea un «hecho aislado». «Alemania ya no está segura», afirmó para argumentar su petición de que se retome de forma inmediata el control de fronteras.

Envalentonados, los ultras europeos no dudaron en seguir la senda de recriminaciones contra la canciller. El eurófobo británico Nigel Farage acusó directamente a Merkel de ser la responsable de los «problemas de terrorismo» en su país. «Llegan noticias terribles desde Berlín, pero no son una sorpresa. Sucesos como este serán el legado de Merkel», escribió en Twitter. El viudo de la diputada laborista asesinada Jo Cox arremetió contra el exlíder del UKIP y dijo que «culpar a políticos por las acciones de extremistas es «una pendiente muy resbaladiza».

La imagen más dura fue la imagen de la canciller embadurnada de sangre que colgó en Twitter el islamófobo holandés Geert Wilders. «Merkel, Rutte y todos los políticos laxos que gobiernan han dejado entrar, con su política de fronteras abiertas, un tsunami de asilo y terrorismo islamista», escribió.

En un comunicado, Marine Le Pen lamentó el atentado, pero también aprovechó para publicitar su agenda política de cara a las elecciones francesas del 2017. La líder de extrema derecha vínculo la llegada de refugiados con el terrorismo y solicitó el restablecimiento de las fronteras y el «cese inmediato de la repartición de migrantes». También hizo un guiño al dúo Trump-Putin sugiriendo una «alianza estratégica» entre Washington, París y Moscú contra el «fundamentalismo islámico» para reforzar la «seguridad exterior e interior de las naciones».

Desde Radio Padania, la emisora de la Liga Norte, el líder xenófoba italiano Matteo Salvini apuntó a la UE como responsable del atentado de Berlín: «Los Gobiernos europeos y los ministros cómplices no hablan de terrorismo islámico sino de personas con problemas psíquicos que no se han integrado». La culpa la extendió a los periodistas, «los ciudadanos que hacen como que no pasa nada», y oenegés «como Médicos Sin Fronteras, que dice !Viva Lampedusa¡». «Tranquilos, amigos, el islam es una religión de paz y amor», ironizó.

La matanza en el mercado navideño es un duro golpe para la canciller a las puertas de un año electoral y justo cuando comenzaba a recuperar parte de la popularidad perdida. Hasta el líder de los socios bávaros de la CSU, Horst Seehofer, aprovecharon ayer para reclamar un endurecimiento de la ley de asilo. La canciller dejó claro que este no es el momento para esa discusión. También el titular de Interior, Thomas de Maizière, consideró inoportunas las exigencias.

Las recriminaciones llegaron incluso de un ministro: el checo de Finanzas, Andrej Babis, declaró a la canciller alemana es la principal responsable del ataque contra un mercadillo navideño, porque los inmigrantes «no tienen sitio» en Europa. «Fue ella la que dejó entrar a los inmigrantes en Alemania y Europa como hordas», dijo Babis, a quien las encuestas le dan ganador en las elecciones generales de octubre del 2017.

Con información de las corresponsales en Roma, María Signo, y París, Alexandra F. Coego. 

Trump culpa a «terroristas islámicos» de la «masacre de cristianos»Hollande ofrece a Berlín «plena movilización» de las fuerzas galas

El presidente electo de Estados Unidos Donald Trump denunció la «masacre» de cristianos» por parte de «terroristas islámicos». Así reaccionó el nuevo inquilino de la Casa Blanca al atentado cometido en Berlín. Trump profundizó asegurando que «el Estado Islámico y otros terroristas masacran continuamente a los cristianos en sus comunidades y lugares de culto como parte de su yihad global, y estos terroristas y sus redes regionales y mundiales deben ser erradicados de la faz de la Tierra, una misión que llevaremos a cabo con todos los socios amantes de la libertad», explicó mediante un comunicado.

Horas más tarde, el presidente electo de Estados Unidos recurrió a su formato preferido para expresar sus opiniones y a través de su cuenta de Twitter calificó de ataques terroristas los sucesos ocurridos el lunes en Turquía, Suiza y Alemania, y lanzó un llamamiento al «mundo civilizado» para que «cambie su manera de pensar».

El presidente de Francia, François Hollande, ha garantizado a la canciller alemana, Angela Merkel, la «plena movilización» de las fuerzas francesas en la lucha antiterrorista, tras el atentado de Berlín.

Hollande llamó ayer por teléfono a Merkel para trasladarle «la profunda compasión, amistad y solidaridad de toda Francia» con Alemania por este «odioso atentado». «Los franceses sabemos la importancia que tienen estas muestras de apoyo en las horas sombrías», destacó, en alusión a los múltiples ataques sufridos por Francia.

Hollande y Merkel ratificaron, además, «la plena movilización de los servicios de seguridad franceses y alemanes para luchar contra la lacra del terrorismo y aplicar las medidas que se decidan a nivel europeo». Sin embargo, los dos líderes coincidieron en que «este combate sin piedad contra el terrorismo no afecte ni a los valores ni al modo de vida de los demócratas».

España mantiene el nivel 4 de alerta, pero reforzará la presencia policial en transportes y zonas concurridas

España mantendrá el actual nivel 4 de alerta antiterrorista, pero incrementará las medidas ya adoptadas en infraestructuras de transporte y en aglomeraciones vinculadas a las fiestas navideñas.

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, explicó que se reforzará la presencia de policías uniformados, y de «esos otros que no se ven», en los transportes públicos y en las zonas concurridas por los ciudadanos durante estas fiestas, tras evaluara la amenaza terrorista tras el atentado de Berlín en una reunión de los máximos responsables de las fuerzas de seguridad e inteligencia.

Zoido llamó a la tranquilidad ya que en España no existe una amenaza concreta ni riesgo de atentado inminente, por lo que los expertos han decidido no elevar al nivel 5 la alerta, que supondría la presencia del Ejército en las calles. Zoido envió un «doble mensaje» a los ciudadanos: «confianza» en las fuerzas de seguridad del Estado y de «determinación firme y sin fisuras» contra el terrorismo. El ministró añadió que se cometería un grave error si se «cerraran los ojos» ante la amenaza que, dijo, es mayor en países como Francia, Bélgica o Alemania. España está trabajando «estrechamente» con las autoridades alemanas para garantizar el objetivo más directo, la seguridad, explicó antes de señalar que se trata de un ataque «brutal» con elementos compartidos de las últimas acciones de inspiración yihadista. Zoido convocó por primera vez de forma extraordinaria este foro que reúne al secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, y a los máximos responsables de la lucha antiterrorista de la Policía Nacional, de la Guardia Civil, del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) y del CNI.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

La ultraderecha europea explota la masacre para cargar contra Merkel