Los civiles de Alepo solo tienen víveres para sobrevivir una semana más

Francisco Espiñeira Fandiño
FRANCISCO ESPIÑEIRA REDACCIÓN / LA VOZ

INTERNACIONAL

ALAA AL-MARJANI | REUTERS

La ONU repartió las últimas raciones y dice que hay 250.000 sirios en peligro

11 nov 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

Más de 250.000 civiles sirios atrapados entre los escombros de lo que queda de Alepo solo tienen provisiones para una semana. El desesperado grito de alarma lo lanzó ayer la ONU, que anunció que había repartido los últimos víveres disponibles y que calculaba que con esos lotes de alimentos los residentes en la localidad podrían tirar siete días más antes de quedarse sin ningún tipo de sustento cuando están a punto de comenzar su quinto invierno asediados por las bombas y los francotiradores.

La situación es desesperada, según advirtió el asesor humanitario de Naciones Unidas Jan Egeland a AFP. Naciones Unidas envió un plan de ayuda humanitaria de cuatro fases a todos los grupos beligerantes en Siria hace días, con los que espera poder cubrir las necesidades de alimentos, medicinas y material de primera necesidad de la población siria asediada en Alepo.

Egeland recordó que el invierno en aquella zona del país es muy duro y manifestó que espera que se llegue a un acuerdo pronto. El funcionario argumentó que para que el plan pueda llevarse a cabo tienen que darse ciertas condiciones: que todas las partes autoricen a los convoyes de la ONU el tránsito en condiciones de seguridad, 72 horas para poder prepararse y «varios días y varias noches» para poder hacer las distribuciones y las evacuaciones.