La reunión sobre Siria acaba en fracaso por las graves diferencias

R. P. REDACCIÓN / LA VOZ

INTERNACIONAL

JEAN-CHRISTOPHE BOTT | EFE

Kerry describió la cita en Lausana como una «tormenta de ideas» entre los participantes con mucha tensión

16 oct 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

Las pocas esperanzas que había sobre la conferencia internacional para poner fin al baño de sangre en Siria se diluyeron a las pocas horas de iniciarse la cita en Suiza. La reunión de los jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Rusia y los países regionales implicados en el conflicto concluyó sin un acuerdo para restaurar el alto el fuego. Las partes solo acertaron a calificar el diálogo con el socorrido adjetivo de «constructivo» y volverán a verse mañana, aunque ya no a nivel de ministro de Exteriores. La suerte del conflicto sigue unida a la batalla de Alepo.

El primero en abandonar la reunión fue el ruso Serguéi Lavrov. Lo único que atendió a decir a la prensa fue un lacónico «acordamos que tenemos que prolongar nuestros contactos en los próximos días».

Su colega estadounidense, John Kerry, describió el encuentro como una «tormenta de ideas» entre los participantes, que, a pesar de la tensión, acordaron que hay que seguir trabajando juntos para restaurar la tregua, informa la agencia France Press. «Describiría esto como exactamente lo que queríamos», dijo a los reporteros en el hotel de Lausana donde se reunió con sus homólogos de Rusia, Irán, Arabia Saudí, Turquía, Egipto, Jordania, Irak y Catar.