Abren un tercer juicio a Lula por cobrar sobornos de una constructora por mediar en una obra en Angola

Se habría servido de un sobrino de su mujer para cobrar parte del dinero que el Banco Nacional de Desarrollo de Brasil había entregado a una constructora para proyectos en Angola


REDACCIÓN / LA VOZ

El juez federal de Brasilia, Vallisney de Souza, aceptó la denuncia presentada por la Fiscalía contra el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva por beneficiarse de los negocios de la empresa constructora Odebrecht en Angola, en el marco de la trama corrupta de Petrobras.

De Souza dio por buenas las pruebas recabadas durante la investigación de la denuncia contra Lula, el empresario Marcelo Odebrecht y otras nueve personas por la presunta comisión de delitos de corrupción y blanqueo de capitales. El caso se destapó el pasado 5 de octubre, cuando la Policía Federal acusó a Lula y los otros diez sospechosos. El pasado lunes el Ministerio Público respaldó el movimiento del cuerpo de seguridad haciendo suya la denuncia.

Lula se habría servido de Taiguara Rodrigues, sobrino de su mujer, para cobrar parte del dinero que el Banco Nacional de Desarrollo (BNDES) de Brasil había entregado a Odebrecht para sus proyectos en Angola. La constructora habría ofrecido a Rodrigues pagos por valor de 20 millones de reales (5,5 millones de euros) que fueron distribuidas en 17 contratos firmados entre la constructora y Exergia do Brasil, propiedad del sobrino político de Lula.

Para el juez De Souza, tal denuncia es «verosímil» a juzgar por «la minuciosa exposición de los hechos y la descripción de las conductas en correspondencia con los documentos de la investigación» llevada a cabo por la Policía Federal.

Otras dos causas abiertas

Esta denuncia se suma a la presentada el mes pasado por la Fiscalía que llevará a Lula a juicio por corrupción y blanqueo de capitales por, supuestamente, aceptar como pago por sus favores políticos un tríplex de lujo en Sao Paulo, como parte de la red corrupta de Petrobras.

Además, Lula está inmerso en una investigación federal en Brasilia por un supuesto delito de obstrucción a la justicia. Al parecer, intentó comprar el silencio del exdirector de Petrobras Nestro Cervero, uno de los delatores del caso Lava Jato. También indagan en la compra de un inmueble en Atibia con la ayuda de Odebrecht. Las pesquisas contra Lula ahondan en la grave crisis que sufre el Partido de los Trabajadores (PT), que el pasado 31 de agosto perdió el Gobierno después de que Dilma Rousseff fuera destituida por el Senado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Abren un tercer juicio a Lula por cobrar sobornos de una constructora por mediar en una obra en Angola