México espera extraditar al Chapo Guzmán a EEUU en enero o febrero

Es requerido por tribunales de Texas y California por cargos que incluyen homicidio y narcotráfico

AFP
México

El gobierno mexicano espera extraditar a Estados Unidos al narcotraficante Joaquín «El Chapo» Guzmán en enero o febrero de 2017, pero su defensa advierte que va a pelear «hasta lo último» dentro de México y no descarta acudir a instancias internacionales.

«Esperamos que en enero o febrero», dijo el comisionado nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia, en una entrevista con la cadena Televisa en la que fue consultado sobre la posible fecha para la extradición del poderoso narcotraficante.

Guzmán, recapturado en enero pasado luego de que en 2015 se escapó por un kilométrico túnel de un penal de máxima seguridad, espera en una cárcel de la fronteriza Ciudad Juárez (norte) la resolución legal de su caso, ahora en manos de un juez de distrito.

«Él (Sales Heredia) puede calcular, puede tener una opinión en lo personal. Yo lo veo muy difícil que (sea) de aquí a enero», dijo a Televisa José Refugio Rodríguez, abogado de Guzmán.

Rodríguez explicó que los tiempos para agotar los recursos legales pueden ir más allá de principios de 2017 y sostuvo que tienen instrucciones de Guzmán para «luchar hasta lo último» para evitarla.

El letrado estimó que si el caso «no se maneja políticamente», los abogados defensores «jurídicamente tenemos elementos para ganar».

Para el experto en asuntos de seguridad Alejandro Hope, la extradición de Guzmán para enero o febrero «puede ser un poco optimista, pero no es fuera de los escenarios posibles».

Hope señaló que el capo «obviamente se va a defender con todo lo que tiene» mientras que para México el argumento de mantenerlo en el país «se debilitó muchísimo tras la fuga».

La cancillería mexicana avaló la extradición en mayo, pero la defensa interpuso dos recursos de amparo. El 26 de septiembre, un juez inició un periodo de reflexión antes de emitir un fallo, que en caso de ser favorable a la extradición puede ser apelado por la defensa e incluso pedir la intervención de la Suprema Corte.

El abogado, que ya está en contacto con otro defensor en Estados Unidos, no descartó que si pierden en México acudan a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Guzmán es requerido por tribunales de Texas y California por cargos que incluyen homicidio y narcotráfico

Sin poder y aislado

Con Guzmán en la cárcel, su familia ha sido blanco de ataques, como el secuestro por unos días de su hijo Jesús Alfredo y ha recrudecido la violencia en su natal Sinaloa (noroeste).

Hace dos semanas, cinco soldados murieron en un espectacular ataque contra un convoy militar en Culiacán y del que han sido responsabilizados los hijos del capo.

«Nos deslindamos de la masacre ocurrida hacia personal militar», escribieron los dos hijos, Jesús Alfredo y Archivaldo Iván Guzmán Salazar, en una carta entregada por Rodríguez a Televisa.

«Nunca hemos peleado con el gobierno ni queremos hacerlo. Eso sería prácticamente cavar nuestra propia tumba», añaden en la misiva, en la que exhortan a las autoridades a «dar con el paradero de los verdaderos responsables» y se deje de actuar por «simple 'creencia' o 'sospecha'» en contra de ellos.

Según las autoridades, Guzmán permanece aislado y sin poder alguno para dirigir al cártel de Sinaloa, una de las organizaciones delictivas más poderosas de México.

«El Chapo no opera absolutamente nada desde la cárcel; El Chapo tiene derecho a hablar con sus abogado, tiene derecho a recibir visita de sus familiares. Lo que está pidiendo es convivir con el resto de los internos, pero no puede (...), no está en un hotel de cinco estrellas», sostuvo Sales Heredia.

De acuerdo con Rodríguez, este aislamiento tiene a Guzmán «desesperado» y con «momentos de depresión».

Hay «cosas mínimas que le quitaron y era feliz: lo estaban sacando a hacer ejercicio, lo sacaban a comer, le ponían películas de Cantinflas», el actor mexicano Mario Moreno, dijo el abogado.

Guzmán se fugó por primera vez en 2001 de una prisión mexicana y fue recapturado en 2014, en lo que fue considerado un triunfo para el gobierno del presidente mexicano Enrique Peña Nieto.

No obstante, el gobierno de Peña Nieto fue humillado con su segunda fuga en 2015.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

México espera extraditar al Chapo Guzmán a EEUU en enero o febrero