Ilustres republicanos abandonan a Trump justo antes de un debate clave

ADRIANA REY NUEVA YORK / E. LA VOZ

INTERNACIONAL

SPENCER PLATT | AFP

Solo un 13 % de los votantes de su partido cree que el millonario debe dimitir

10 oct 2016 . Actualizado a las 08:00 h.

Los candidatos presidenciales Hillary Clinton y Donald Trump afrontaron esta madrugada un segundo debate llenó de tensión y expectación. La revelación de un vídeo de hace once años donde el magnate denigraba a las mujeres ha sido un golpe tan fuerte para la campaña republicana, que algunos medios defendían ayer que el neoyorquino había pasado de ser un «grosero» a un «depredador».

Hace un año, solo unos pocos republicanos advirtieron del peligro que suponía aceptar a un candidato como Trump. Ahora, la avalancha de pesos pesados que ya han retirado su apoyo al magnate impacta cada vez más fuerte, protagonizando el mayor éxodo de respaldos en el partido desde que comenzó la campaña.

«Quería apoyar al candidato nominado por nuestro partido, pero el comportamiento de Trump esta semana lo hace imposible que continúe», decía un abochornado John McCain. El senador ya arrastraba una relación complicada con el magnate, después de que este se burlase de su condición de veterano de guerra, por haber sido capturado por el enemigo.