Putin premia a su gran ideólogo con la presidencia de la Duma

Volodin fue el estratega de la última campaña de Rusia Unida

Volodin y Putin, ayer durante el anuncio del cambio.
Volodin y Putin, ayer durante el anuncio del cambio.

MOSCÚ / COLPISA

Viacheslav Volodin, que parecía un gris apparatchik del Kremlin, ha resultado ser un verdadero cerebro y, más que nada, un mago. Los politólogos le atribuyen a él la creación del esquema que ha hecho posible que el desgastado partido del poder, Rusia Unida, obtuviera en las legislativas del pasado domingo el mejor resultado de su historia. Como premio, el presidente, Vladimir Putin, ha ordenado a los diputados de Rusia Unida, que controlan 343 de los 450 escaños que tiene el hemiciclo, que encumbren a su nuevo favorito a la categoría de presidente de la Duma (Cámara Baja del Parlamento ruso).

El mérito de Volodin, número dos del aparato de la Presidencia, no consistió en propiciar una gran campaña electoral en beneficio de Rusia Unida, sino en lograr que no hubiera campaña alguna por parte de ninguna formación política. Para ello, las elecciones fueron adelantadas de diciembre a septiembre para sorprender así a los electores de vacaciones. El segundo paso fue recuperar el sistema mixto de elección de la Duma, 225 diputados se eligen ahora mediante listas de partidos y los otros 225 en listas abiertas en las circunscripciones. El partido del Kremlin ha conseguido 140 diputados de los 225 inscritos en su lista federal y 203 en las circunscripciones uninominales, lo que da idea de hasta qué punto le ha sido ventajoso a Putin volver al sistema mixto. El tercer ingrediente de Volodin, según la oposición extraparlamentaria, fue propagar la idea entre la población de que «no hay nada que hacer, Putin es imbatible, la suerte está echada». El resultado ha sido un índice de participación en los comicios inferior al 48 %, el más bajo en los últimos 25 años. La escasa participación ha hecho que Rusia Unida, habiendo obtenido 4 millones de votos menos que en 2011, cuando logró 238 escaños, tenga ahora 343. Es decir, 105 diputados más. Para dejar el sillón libre a Volodin el hasta ahora presidente de la Duma, Serguéi Narishkin, ha sido nombrado por Putin jefe del Servicio de Inteligencia Exterior, cargo que venía ocupando desde 2007 Mijaíl Fradkov, que a su vez fue primer ministro.

Resultados definitivos

La Comisión Electoral Central de Rusia dio ayer a conocer los resultados definitivos. Tras Rusia Unida, con 343 escaños, ha quedado el Partido Comunista (42 escaños, 50 menos que en 2011), después el ultranacionalista Partido Liberal Democrático (39 escaños, 17 menos que en los comicios precedentes). A continuación, los socialdemócratas de Rusia Justa (23 escaños y pierde 41 puestos). Surgen tres diputados nuevos, uno de la formación denominada Ródina (Patria), otro del grupo centrista Plataforma Civil y un independiente.

La oposición, liderada por el bloguero anticorrupción, Alexéi Navalni, que no pudo presentar su candidatura por estar inhabilitado y su formación, el Partido del Progreso, vetado por el Ministerio de Justicia, y el economista Grigori Yavlinski, indicaron que «no reconocemos los resultados» y reclamaron la repetición de los comicios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Putin premia a su gran ideólogo con la presidencia de la Duma