«Espero un resultado de 70-30 a favor del acuerdo de paz en el referendo»

El embajador de Colombia en España apuesta por la reconciliación y dice que no habrá disidentes, sino «gente con poca información»


REDACCIÓN / LA VOZ

Alberto Furmanski (Bogotá, 1948) vive con la máxima esperanza el desenlace del proceso de paz que su Gobierno ha pactado con el grupo guerrillero Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). «Soy padre y abuelo y la paz es el mejor premio para un país como el nuestro», afirma este aficionado a la música y al deporte, hincha del Río Santa Fe y el Real Madrid.

-¿Cómo se vive desde dentro del Gobierno colombiano el proceso de paz?

-Estamos muy contentos y emocionados de cómo se ha llegado al acuerdo final. No nos gusta que se haya polarizado ese pacto por el interés de algunos en hacer política y por el daño que algunas víctimas han sufrido y que no han conseguido superar. Pero se verá que el gran deseo del pueblo colombiano era la paz. Y el referendo servirá para eso. Por ello el presidente, Juan Manuel Santos, se empeñó en que fuera votado por los ciudadanos, a pesar de que tiene en sus manos la potestad de firmar el acuerdo de paz unilateralmente.

-A poco más de dos semanas para la cita con las urnas, ¿qué pronósticos manejan?

-Para ser sinceros, el proceso empezó con cierta división entre el pueblo. Digamos un 50-50. Pero se ha hecho un gran esfuerzo de pedagogía que ha calado en los ciudadanos y que estoy seguro que se verá reflejada en el resultado final. Yo veo un 70-30 a favor. O incluso más. Pero lo importante, más allá de los números, es que haya una reconciliación real entre todos los colombianos, que se superen todos los problemas y se llegue al perdón.

-En las últimas horas han surgido informaciones que aseguran que un sector de las FARC se niega a dejar las armas para no perder sus ingresos del narcotráfico.

-En la primera parte de la afirmación, diría que se trata de personas que no han recibido suficiente información o no han acabado de comprender lo que supone la paz, las ventajas legales que tendrá para los guerrilleros o las zonas de entrega a las que tienen que dirigirse. De la vinculación al narcotráfico, yo no lo entendería, porque, de hecho, en el acuerdo de paz se recoge de forma explícita el compromiso de buscar cultivos sustitutivos para los campos de la droga.

-¿Qué supone la paz?

-En primer lugar, la reconciliación de todos sus ciudadanos. Luego, que el Estado llegue a muchos lugares a los que no ha podido llegar por su orografía o posición. Y eso supone colegios, carreteras, hospitales y una mejor calidad de vida para todos y la incorporación de muchas personas a la vida del país. Todo ello redundará en un mayor crecimiento económico y más progreso.

-Queda el fleco del Ejército de Liberación Nacional (ELN) para ser un país totalmente pacificado.

-Sí. Lo cierto es que las conversaciones iban muy adelantadas y esperábamos firmar un protocolo hace algunas semanas, pero se produjeron algunos hechos, secuestros y otros atentados, que lo han frenado. Tengo mucha fe en que todo se reanude cuanto antes y espero que sea menos complejo que con las FARC, porque el ELN tiene menor tamaño y capacidad y seguro que querrán participar en la gran oportunidad que se le presenta por delante a Colombia.

-¿Cómo juzga el papel de España en el proceso de pacificación?

-Ha sido muy importante, porque nos ha acompañado desde el principio y ha intervenido en auxilio de la paz ante el Consejo de Seguridad de la ONU, ante la Unión Europea y enviando personal para colaborar en el desarme.

-Incluso fue Mariano Rajoy el que dio la exclusiva de la fecha de firma del acuerdo.

-Eso lo dice usted.

-¿Puede Galicia aportar algo a la nueva Colombia?

-Conozco Galicia desde mi etapa en la universidad en Nueva Jersey, donde todos los camareros del bar eran gallegos. En octubre iremos a ver la industria naval aprovechando la escala en Vigo de nuestro buque insignia, el Gloria (5 de octubre). Hemos tenido que acortar la estancia por el referendo del 2 de octubre, pero tenemos pendientes reuniones con empresarios gallegos que estén interesados en Colombia.

«Aquí no ha habido vencedores ni vencidos», dice Timochenko a sus camaradas

En la remota población de Llanos del Yarí, en medio de la nada en cien kilómetros a la redonda, arrancó ayer la esperada décima conferencia de las FARC, que debe confirmar su abandono de las armas, ante más de ochocientos guerrilleros. Los líderes acudieron a la cita con camisetas que portaban el eslogan «Reconciliación nacional, paz con justicia social y democracia avanzada», ideas sobre las que giró buena parte del discurso del último líder del secretariado, Timochenko, que recordó que «con el acuerdo queda claro que en esta guerra no existen vencedores ni vencidos, al tiempo que nuestros adversarios se ven obligados a reconocer nuestro derecho pleno al ejercicio político con las más amplias garantías».

El líder guerrillero recordó que la decisión que salga de la conferencia tendrá «carácter vinculante» para todos y cada uno de los miembros de las FARC. Por tanto, si en la reunión ratifican el acuerdo y deciden dejar las armas y desmovilizarse, algo más que previsible, todos los miembros de las FARC se verán obligados a hacerlo y quienes se declaren reacios, bien por radicalismo ideológico o por el fuerte influjo del narcotráfico, quedarán al margen de la organización y de sus siglas.

«En esta guerra no existen vencedores ni vencidos», dijo antes de referirse al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, que defiende que el Ejército y la Policía han derrotado a la guerrilla, apostilló que «si nuestros adversarios quieren pregonar que ganaron la guerra, allá ellos, para las FARC-EP y nuestro pueblo, la mayor satisfacción será siempre haber ganado la paz».

Timochenko apeló a los delegados en la conferencia para que asuman la responsabilidad «ética e histórica» de que «los niños colombianos tengan la real posibilidad de crecer y ser felices en un país en paz».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

«Espero un resultado de 70-30 a favor del acuerdo de paz en el referendo»